Sociedad Domingo, 19 de mayo de 2019 | Edición impresa

Las maravillas mendocinas quedaron fuera del voto popular

Aunque finalistas, ni el Parque Aconcagua ni la reserva Laguna del Diamante quedaron entre los siete escenarios más impactantes del país.

Por Ignacio De la Rosa - idelarosa@losandes.com.ar

Otra vez será. Ni el Parque Provincial Aconcagua, con el pico más alto de América, ni la Reserva Natural Laguna del Diamante estuvieron entre las 7 más votadas, por lo que Mendoza no cuenta en su territorio con ninguna de las flamantes 7 maravillas naturales argentinas. No obstante, ambas locaciones llegaron hasta la instancia final y contaron -y cuentan aún- con la vidriera de estar entre los 28 escenarios de la naturaleza preferidos del país.

“Que Mendoza no se sienta mal por no tener ninguna de las 7 maravillas naturales argentinas. Al contrario, tiene que pelearla más a partir de ahora y todos los días. Y tener 2 entre las 28 finalistas no es poca cosa”, destacó a Los Andes el director de la campaña 7 Maravillas Argentinas, Carlos Giménez Vetere. Entre las elegidas, hay 3 parques nacionales y hasta el río Mina Clavero (Córdoba), quizás la sorpresa entre los resultados.

 

La elección se hizo de forma exclusiva con el voto de la gente; y las plataformas para participar fueron la web de la campaña y organización -7mar.com.ar-, su perfil de Facebook y hasta vía celular por medio de SMS sin costo extra. En la última etapa del certamen votaron más de un millón de personas.

Las Salinas Grandes (Jujuy), el Glaciar Perito Moreno (Santa Cruz), los parques nacionales Talampaya (La Rioja) y Nahuel Huapi (Río Negro - Neuquén), la Selva Misionera (Misiones), el Bañado La Estrella (Formosa) y el ya mencionado río Mina Clavero son las nuevas maravillas.

 

“Salvo el Bañado la Estrella -que es un destino emergente-, los otros sitios que fueron elegidos ya están posicionados y son más populares. Una de las ventajas es que durante todo el año tienen la posibilidad de ser visitados. Aconcagua y Laguna del Diamante son sitios que tienen una estacionalidad, y que sólo están habilitados en verano”, indicó el director de Promoción Turística del Emetur, Marcelo Montenegro al referirse a una posible razón de por qué los sitios mendocinos no quedaron entre los elegidos. 

En algunas de las provincias con locaciones  galardonadas se ejecutaron todo tipo de acciones concretas para impulsar la votación de sus sitios. Por ejemplo, se encararon campañas en las escuelas -incluyendo en la currícula la puesta en valor de estos escenarios- y algunas hasta se contrataron influencers para que los promocionen. Sin embargo, en Mendoza no hubo grandes acciones focalizadas en la campaña y más allá del resultado adverso, el Aconcagua, por ejemplo, seguirá siendo único en América, con el pico más alto del continente.

 

“Hicimos promoción en las redes sociales y Las Heras también hizo hincapié en sus redes por el caso del Aconcagua en particular. No hubo ninguna acción fuerte referida a la elección; pero cada vez que el Emetur va a una feria o evento hace promoción permanente de Aconcagua y de la Laguna del Diamante”, agregó Montenegro. 

Sin mendocinas

El Parque Aconcagua  y la Laguna del Diamante son dos de los atractivos naturales más representativos de Mendoza, y que cada año convocan a miles de turistas. Incluso, durante sus más recientes temporadas, ambos destinos incrementaron la cantidad de visitantes.

 

Por un lado Aconcagua recibió a casi 9.000 personas este año en total para trekking y para ascenso (30% más que el año pasado), sumados a los 24.000 que visitaron la Laguna de Horcones y a los 80.000 que pasaron por el centro de informes. Los visitantes en Laguna del Diamante, en tanto, superaron los 10.200 esta temporada; 44% más que en 2018.

“En Aconcagua se han ido incrementando cada vez más los servicios, a tal punto de que este año no hubo víctimas. Es un destino que no sólo promociona el turismo aventura y que atrae a andinistas. Y en el caso de la Laguna del Diamante, la pesca deportiva y el avistaje de fauna también son atractivos”, indicó Montenegro.  

 

Entre el 16 de abril y el 6 de junio del 2018 estuvo abierto el proceso para que se suban al sitio las distintas locaciones propuestas. Los participantes enviaron fotos de los sitios, acompañadas de una explicación sobre por qué consideraban que debía ser una maravilla natural. “Se recibieron 800 locaciones y a partir de allí se hizo una validación”, indicó Giménez Vetere.

El CEO de la campaña destacó que para fines de agosto del 2018, quedaron 77 lugares finalistas y el criterio fue simple: los más votados por la gente. “Luego se conformó un panel de expertos que eligió las 28 finalistas para que representaran a todo el país. Hubo presencia de 18 provincias; y Santa Cruz fue la que más tuvo -3 locaciones-. Mendoza, en tanto, tuvo 2”, agregó.

 

“El resultado final fue bastante balanceado. Hubo dos locaciones del Sur, dos del Norte, dos del Litoral y una del centro. Además hubo un glaciar, una formación geológica, un río de montaña y una selva. Toda la diversidad balanceada de Argentina quedó representada”, acotó.

El premio

No existen galardones físicos o reconocimiento económico específico por estar entre las 7 maravillas naturales argentinas.  

 

Sin embargo, el responsable de la campaña destacó que se convierte en una inmejorable vidriera en lo que se refiere a difusión internacional. “A Cataratas, el hecho de haber sido elegida como una de las nuevas maravillas mundiales (NdR: fue elegida entre 2010 y 2012 como maravilla mundial por la ONG New 7 Wonders), le permitió duplicar su turismo. Justamente como ya había sido elegida maravilla mundial, de esta elección no participó ese sitio”, destacó Giménez Vetere, quien indicó que la clave es tomar este reconocimiento y comenzar a trabajar también a futuro.