Opinión Espectáculos Viernes, 24 de mayo de 2019 | Edición impresa

“Las Garganttini”: seis mujeres se sacan chispas - Por Daniel Arias Fuenzalida

Una comedia negra que ficcionaliza el pasado mendocino para darle un interesante giro, al prestarle la historia de un clásico del teatro.

Por Daniel Arias Fuenzalida - darias@losandes.com.ar

En su concepción, esta obra estaba pensada para ocho mujeres, y desde su estreno en 1961, con texto de Robert Thomas, se consagró como una de las piezas más fructíferas del teatro francés: fue traducida, llevada a la tevé e incluso el cine. La adaptación más famosa, hecha por François Ozon, tomó forma de un impecable musical protagonizado por las mayores actrices de ese país. 

“Las Garganttini” (no Gargantini) se inspiró libremente en “8 mujeres”, condensando personajes, llevándola a un nuevo contexto (la Mendoza de los ‘50) y a otros registros, que se deslizan del melodrama a la comedia negra con total soltura, en una historia que tiene buen punto de partida: en un espacio cerrado, un hombre es asesinado y todas las mujeres de su entorno empiezan a revelar sus secretos y miserias, se sospechan entre sí y se desafían mutuamente. Tomar la historia para enriquecerla con estos enfoques inéditos es el gran acierto de esta producción, dirigida por Jorgelina Flores y protagonizada -aquí otro punto fuerte- por un elenco de actores masculinos: Rodrigo Calderón, Guillermo Olarte, Mauricio Fábrega, Exequiel Sosa, Diego Portabella y Ernesto Latino Saa. 

Ellos descubren las mujeres mendocinas que hay en ellos. Sacan de ellas ironías, frases, temperamentos, maneras de moverse y de pronunciar el texto. La historia que se desplega en esta tradicional casona maipucina no está muy distante de la hipocresía y la pacatería de los círculos burgueses franceses. En el escenario, esta adaptación redescubre tipos entrañables propios del grotesco criollo, desde la sierva a la mujer libertina, de la pacata a la solterona. 

Y un punto a favor más: la música de Ariel Sedevich, en vivo, es un armazón necesario para montar el relato. Necesario y eficaz. La música climatiza, comenta, ironiza y también se ríe con nosotros de la acción. El espectador saldrá satisfecho y, si se deja, también interpelado. 

Ficha

Dirección de Jorgelina Flores. Actúan Rodrigo Calderón, Guillermo Olarte, Mauricio Fábrega, Exequiel Sosa, Diego Portabella y Ernesto Latino Saa. Música en vivo de Ariel Sedevich. Escenografía de Rodolfo Carmona.  

Maquillaje de Estefanía Robles. Peinados por Alfredo Coronel. Fotografías de Juan Gauna. Diseño de Lucas Rodríguez. Idea y producción general de Gustavo Aguilera y Fernando Cascino.  

Fecha y hora: Hoy, a las 22.

Lugar: Teatro Tajamar (San Martín 1921, Ciudad).

Entradas: $200.  Reservas al 261-535-7319 (Whatsapp) y 425-6165 (de 16 a 21 horas).