Opinión Miércoles, 18 de diciembre de 2019 | Edición impresa

Las confusas retenciones a la producción local - Por Rodolfo Cavagnaro

Los productos agroindustriales tendrían una tasa diferencial que alcanzaría el 5%.

Por Rodolfo Cavagnaro - Especial para Los Andes

El proyecto de Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva en el marco de la Emergencia Pública, como se lo ha denominado, establece, entre otras normas, la aplicación de derechos de exportación, llevando al máximo a la soja con un 33% y para productos como el trigo y maíz se avanza hasta el 15%.

El proyecto también habla de una tasa diferencial del 5% para productos agroindustriales de las economías regionales. Para el caso de Mendoza, comprendería a los vinos, duraznos industrializados, ciruela desecada, aceite de oliva, aceitunas, tomate envasado o pasta de tomate, entre otros. La misma norma prevé que el Ejecutivo pueda disminuir la tasa para productos con mayor valor agregado.

La redacción resulta confusa ya que habla de productos “agroindustriales”. Si fuera taxativa, no comprendería a los productos primarios, como el ajo, frutas frescas o uva de mesa. Estos productos, si bien no son industriales, tienen una alta carga de valor agregado de mano de obra, tanto en las tareas culturales, como en las de cosecha, acarreo, selección y empaque. 

Primero tiene que salir la ley y luego habría que esperar la reglamentación para tener un poco de claridad respecto del alcance de la misma. En el caso de la cebolla y el ajo, en el decreto conocido el sábado, tenían una disminución, pero a los valores de ese decreto la ley le aplicaría 3% adicional, y aún no se sabe cómo pegará exactamente en la producción regional. Los productores están a la espera y preocupados.