Sociedad Jueves, 28 de febrero de 2019 | Edición impresa

La violencia de género se filma en Vendimia

“Mía” es una serie de docu-ficción que llevan adelante actores de la fiesta central. Graban con un celular y lo suben a redes.

Por Carolina Baroffio - sociedad@losandes.com.ar

Su sueño como actriz era participar en una Vendimia Central. Después de un estricto casting, lo consigue. Pero antes de iniciar los ensayos, su novio empieza a torturarla para que no lo haga. No le gusta el ambiente, la va a pasar mal, los hombres son todos gays y las mujeres unas desquiciadas, muchos artistas compartiendo muchas horas con ella y eso no está bueno.

 

La discusión se pone cada vez más violenta hasta que ella teme por su vida y la relación de amor terminará en tragedia. Este es el disparador de la serie web de docu-ficción “Mía” que siete actores de la Fiesta Nacional de la Vendimia 2019 están filmando durante los descansos en los ensayos y que, en este contexto, muestran el detrás de escena de nuestra máxima celebración hasta el día de su realización, el sábado 9 de marzo.

Gentileza

Integrado en cuatro capítulos de no más de 12 minutos cada uno, el proyecto audiovisual está rodado con un smartphone y las entregas se dan a través de las redes sociales (“Mía” es la fan page de Facebook, “Mía, una historia en Vendimia” en Instagram y “Kevesmendoza” en YouTube).  

 

El estreno del primer capítulo fue el domingo pasado, ya alcanzó las dos mil reproducciones, y mañana llegará el segundo. “A través de esta historia sobre violencia de género, mostramos el contexto de la fiesta, los acróbatas, los malabaristas, la amistad entre los artistas, todo eso que la gente no conoce de los ensayos de Vendimia”, detalló María Pereyra, quien protagoniza la ficción acompañada por David Laguna, Sofía Silva, Juan Califano, Nicolás Berlanga y Kevin Viñals, con guión y dirección de Janvier Villegas.

Primer capitulo

La dinámica de rodaje es particular: los seis artistas cumplen todos los roles, desde la actuación hasta la iluminación, el sonido y la cámara. Cada día de ensayo, desde el 4 de febrero, llevan un equipo portátil con, por ejemplo, una caña para el sonido, unos solaperos para grabar las voces o pantallas de reflectores.  Aprovechan los 15 minutos de recreo para filmar en un formato en tiempo real. A veces se reúnen antes o después de los ensayos para completar escenas.

 

“Es un proyecto de investigación. Es todo bastante vertiginoso. Vamos abordando el día a día, por capítulo, y tomamos la violencia de género en el marco de esta Vendimia sin Violencia que surgió del colectivo de actrices de la fiesta y que el Gobierno y el staff están difundiendo, completó la actriz.