Mundo Viernes, 5 de abril de 2019

La torturaron y le raparon la cabeza porque se negó a bailar para sus amigos

Ocurrió en Pakistán. La mujer compartió su calvario en Twitter, donde captó la atención de Amnistía Internacional. Su esposo fue detenido.

Por Redacción LA

Un hombre paquistaní desnudó, torturó y rapó la cabeza de su pareja luego de que ésta se negara a bailar con sus amigos. En las redes sociales, la mujer contó la historia y pidió ayuda. Finalmente, su esposo terminó tras las rejas.

Asma Aziz difundió el video en Twitter, donde se la vio rapada y con moretones en la cara. “Me quitó la ropa frente a los empleados. Ellos me sujetaron mientras me rapó el pelo y lo quemó. Mi ropa tenía sangre. Me ataron a una tubería y me colgaron del ventilador”, detalló el pasado 26 de marzo, acerca de los abusos cometidos por su marido Mian Faisal.

 

La víctima dijo que acudió a la Policía para presentar una denuncia, pero que las autoridades retrasaron el procedimiento -algo que los agentes niegan-, ya que tras su visita un equipo policial fue a su vivienda pero estaba cerrada y los trabajadores del edificio les impidieron entrar a las instalaciones, informó BBC Mundo.

El hombre denunciado se excusó ante la Policía y dijo que su mujer comenzó a cortarse el pelo bajo la influencia de las drogas, y que él, que también consumió, tan solo le ayudó a terminar el trabajo.

 

Tras el arresto de Faisal, un informe médico preliminar concluyó que Aziz presentaba múltiples hematomas e inflamaciones, en los brazos, sus mejillas y alrededor de su ojo izquierdo. En información presentada ante la Policía, los abogados argumentaron que el caso causó "una gran preocupación e intranquilidad en la sociedad".

Amnistía Internacional se hizo eco de lo acontecido en Pakistán y consideró necesario “un cambio sistémico”.

@amnestyasia
 

“Observamos con preocupación el alarmante aumento de casos de violencia contra mujeres. Se necesita un cambio sistémico para proteger a las mujeres. Las acciones no pueden ser tomadas caso por caso”, señaló la ONG.