Espectáculos Sábado, 27 de octubre de 2018 | Edición impresa

La supervivencia del más fuerte: la táctica de Disney para conquistar el streaming

No conforme con Pixar, Marvel y Star Wars, el gigante del ratón Mickey tendrá en sus manos las franquicias de Fox para ganarle a Netflix.

Por Nicolás Nicolli - nnicolli@losandes.com.ar

Hace poco más de 10 años, The Walt Disney Company realizó aquella histórica transacción con Steve Jobs por 7.400 millones de dólares para quedarse con Pixar Animation Studios, con el que gozaba de una relación simbiótica desde el éxito de “Toy Story” (1995).

Este sería apenas el primer paso del gigante mediático de Bob Iger para ratificarse como el sinónimo de consumo de la familia del siglo XXI. Pero no de cualquier “familia”, sino de una diversa, acorde a esa audiencia global cada vez más fragmentada. 

 

Durante 2009, en los albores de los “Avengers” cinematográficos, Disney compró Marvel Entertainment y se aseguró los derechos de los rentables personajes. Y luego vendría el paso definitivo: el desembolso de US$ 4.000 millones para quedarse con Lucasfilm, productora de Star Wars, más conocida como la franquicia más rentable de la historia. 

Sin embargo, tener bajo su poder las marcas más potentes de la industria no era suficiente para el ratón Mickey. Ni siquiera el manejo de una infinidad de canales presentes en buena parte del globo. Y tampoco llevarse la mayor porción de la recaudación en taquilla año tras año. Recién estuvo satisfecho con la reciente adquisición de 20th Century Fox, su estudio rival, propulsor de éxitos como “X-Men” (¿se cruzarán con los Avengers?), “Avatar” o “Los Simpson”

 

Pero surgió un interrogante: ¿qué hacer con tanto contenido para explotar a límites inimaginables? Y la respuesta estuvo en el streaming. Imitar el modelo que tanto le funcionó a Netflix y dotar de un más que interesante catálogo con princesas, superhéroes, seres de la galaxia, juguetes que cobran vida y animales parlanchines.

Disney Play, como lo bautizaron por ahora, será lanzado en 2019 y amenaza con quitarle la corona a la plataforma que arrancó alquilando DVDs.

 

Disney ya reveló cuál será su primer golpe de efecto. Los derechos de las películas y series de Walt Disney Pictures, Pixar, Marvel Studios y Lucasfilm que están en Netflix expirarán el año próximo, algo que aprovechará la compañía del ratón para menguar la oferta de su competidor y, a la vez, permitir que sus contenidos vuelvan a casa y sean exclusivos de su plataforma.

No es casualidad que esta semana Netflix cancelara dos series de Marvel (“Iron Fist” y “Luke Cage”), días después de que se anunciaran dos series del universo Avengers para el streaming de Disney: “Scarlet Witch” y “Loki”. Y los productores quieren tener a Elizabeth Olsen y Tom Hiddleston, los actores de las películas, en una clara muestra de que la cosa va en serio.

 

¿Podrá Disney conquistar el streaming? ¿Seducirá a los 137 millones de suscriptores que eligen Netflix? Es curioso el juego de roles que se da entre ambas empresas.

Mientras Disney quiere replicar el éxito de Netflix, este último imita el modelo de negocios de la anterior, traspolando sus éxitos (“Stranger Things”) a otros medios y productos de consumo.

Pese al optimismo de Disney, los analistas del mercado prefieren ser más cautos. ¿La gente pagará por otro servicio de streaming? En la actualidad, Netflix está más que consolidado. Y rivales respetables tiene de sobra: HBO GO, Amazon Prime Video o Hulu -que es 30% de Disney-. En ese sentido, los especialistas sostienen que el streaming de Disney no debería costar más de 5 dólares mensuales.

 

Otro desafío será el de mantener el interés del suscriptor en el tiempo. “La tarea es similar a los esfuerzos de Disney para lograr que la gente lleve a sus hijos a Disneylandia para ver a Mickey y Minnie una vez al año”, dice Blair Westlake, expresidente de Universal Television y director de medios y entretenimiento para Microsoft, “pero con mayor frecuencia y en un mercado mucho más abarrotado”.

 

Warner también quiere su Netflix

Luego de que AT&T cerrara la compra de Time Warner, el CEO John Stankey anunció el desarrollo de su propia plataforma de streaming, con fecha tentativa para fines de 2019. Como Disney, Warner planea quitar sus películas y series de Netflix y las llevará a su trinchera (sí, adiós “Friends”). 

 

La empresa no es principiante en el asunto. HBO GO lidera en lo que respecta a contenidos televisivos, además de contar con los estrenos más recientes. Mientras que el mes pasado DC, la casa de Superman y Batman, lanzó su propia plataforma en línea en Estados Unidos.