Fincas Viernes, 14 de junio de 2019

La Sociedad Rural del Valle de Uco denunció desigualdades en la industria vitivinícola

Plantearon que con la elaboración a cuenta de terceros se le está pagando al productor un precio muy bajo por la uva

Por Redacción LA

La Sociedad Rural del Valle de Uco denunció que se sostienen profundas asimetrías entre el productor de uva de esa zona y la industria. Y reafirmó el pedido que inició en 2018 de seguir trabajando en la conformación de un mercado institucionalizado, con reglas estipuladas para que la actividad productiva no sea extorsionada.

Para ilustrarlo, señalaron que el año pasado, una bodega líder de la provincia recibió uva, hizo su vino y pagó a 18 meses. En ese momento, el precio del quintal era de $ 2.700. Este año, la misma bodega no compró uva, pero sí tomó la fruta para elaborar vino, comprometiéndose a pagar 60% para el  productor y 40% para la bodega. Si se toma el precio del año pasado y se divide por 60 litros, se debría pagar $ 45 por litro de vino, pero hoy se pretende abonar $6.

La bodega, explicaron desde la entidad en un comunicado, no le compra la uva al productor, sino que le elabora -por tercero según la ley- y luego le compra el vino elaborado. Y le coloca un precio a éste, que el productor puede guardar durante un año. Según el precio del año pasado, cuando se dividen $ 2.700 por 60 litros, el precio del litro de vino debería estar en $ 45, y no en $ 6 como le hacen firmar al productor según la Ley 9.133.

Antes de que comenzara la cosecha, la Sociedad Rural del Valle de Uco manifestó que por un kilo de uva el productor debería recibir U$S 1. Esto se pidió porque, históricamente, el varietal de esa zona ha tenido un valor aproximado de un tercio del precio de góndola.

Pero según los datos suministrados por Ciatti, el valor promedio de exportación del malbec (el principal varietal del Valle de Uco) está en un rango de U$S 4,50 a 5 la botella. Es decir que un tercio de U$S 5 debería recibir el productor por kilo de uva. “Estamos promediando U$S 1,20 el kilo de uva. Pedimos perdón a los productores. Nos equivocamos. No deberíamos haber pedido un dólar, sino 1,20 de dólar”, expresó Mario Leiva, presidente de la Sociedad Rural del Valle de Uco.

Leiva opinó que la vitivinicultura necesita una pizarra de referencia, que regule la relación entre el productor y la industria, y un protocolo de calidad institucionalizado.