Fincas Sábado, 3 de agosto de 2019 | Edición impresa

La Rural: ganadería y una oportunidad para aprovechar

La principal región ganadera del país “apunta los cañones” al sector externo.

Por Soledad González - sgonzalez@losandes.com.ar. Enviada especial

El clima en el campo cambió y se nota. Es que la ganadería vuelve a ser protagonista y los especialistas se muestran optimistas sobre las nuevas variables exportadoras que hay en el país. Así, la 133º edición de la Exposición de Ganadería, Agricultura e Industria Internacional de la Sociedad Rural que desarrolla hasta mañana en Palermo, es una clara caja de resonancia nacional sobre la temperatura que empuja al sector.

Da la sensación de que Mendoza poco tiene para aprovechar de esta ola exportadora que mejora las oportunidades de la ganadería en general, con los bovinos a la cabeza.

Pero lo cierto es que nuestra ganandería incipiente, comparada con los gigantes de la Pampa Húmeda, también podría verse beneficiada como vagón cola de las mejoras generales de este sector tradicional del campo. 

Cómo graficar la situación actual: según datos de la Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (Ciccra) en los primeros cinco meses de 2019 se exportaron 180,1 mil tn pp de carne vacuna, es decir 53,2% más que en enero-mayo de 2018, volumen que resultó 45,6% mayor al certificado en enero-mayo de 2017. Fue el segundo volumen exportado más elevado de los últimos 24 años, quedando apenas 0,7% por debajo del certificado en enero -mayo de 2005,  el 72% del total enviado a China.

Multitud. La exposición sirve como vidriera para ganaderos y productores localaes de otros sectores. | Gentileza

Entonces, mientras que en la Pampa Húmeda desarrollan un negocio fuerte a base de mejora genética y exportaciones, que se ve claramente en la pista de Palermo ante el desfile de las diferentes razas y se traduce en los valores de los remates, Mendoza podría desarrollar un negocio incipiente para atender la demanda del mercado interno.

 

Es más, desde el Gobierno Provincial se habla de pensar en el abastecimiento de nuestra propia región. Se sabe que  en la provincia hay un stock de gordo de 50.000 cabezas y con esto se abastece el 10% de la demanda en góndola de carne bovina, un desafío que se puede trabajar en zonas donde la fruticultura y la horticultura no son posibles.

Desfile. La mujer genética abre nuevas oportunidades para la Pampa Húmeda en el mercado externo. | Gentileza

El ministro de Economía de Mendoza, Martín Kerchnner, quien estuvo en la Expo Rural, destacó el potencial ganadero de la provincia, teniendo en cuenta las nuevas reglas de juego y la inversión pública en acueductos, como un signo de la apuesta del Estado  principalmente enfocada en desarrollar la economía ganadera, tanto en el sur de la provincia como en La Paz y Santa Rosa.

Mendoza presente con sus emprendimientos

Además de ser un polo ganadero por excelencia, La Rural, también tiene su fuerte desarrollo relacionado con el concepto de “el campo en la ciudad” por lo que recibe miles de visitantes. Mendoza tuvo su stand con emprendedores locales. 

Llama la atención cómo la marca de la provincia atrae a quienes visitan La Rural. El espacio mendocino parece un hormiguero. Los visitantes entran sin parar para ver qué ofrece Mendoza, generando un mayor tráfico de personas que  otras provincias con atracciones tan “argentinas” como la de Salta. 

Los Andes visitó la exposición durante dos días del evento y pudo  hablar con alguno de los diez emprendedores que llegaron a Buenos Aires de la mano del gobierno de la provincia. La presencia de los mendocinos supuso algún que otro inconveniente, es que los productores, tanto hortícolas como vitivinícolas, literalmente no paran de atender y vender productos. 

 

Los vinos, por supuesto, son uno de los principales atractivos. La relación de Mendoza con el vino es muy reconocida en Buenos Aires y de hecho queda plasmada en lo que dicen quienes pasan por el stand. 

“Es la tercera vez que venimos a la feria, principalmente para posicionarnos a nivel nacional. Son productos de alta calidad que queremos dar a conocer en la Capital. Este año nos ha funcionado muy bien la participación”, explicó Rodolfo Testa, enólogo de Cavas del 23, una bodega boutique que produce 10 mil botellas anuales de cada una de sus líneas. 

Gentileza

“Estamos exportando gran parte de nuestros productos a diferentes destinos. Abarcamos nichos de mercado de consumo no masivo, principalmente en Brasil”, contó Testa, quien destacó el desarrollo del valor agregado en la industria vitivinícola. 

Durante las dos semanas que ha durado la feria, los productores han intercambiado el lugar. Así, en la primera semana estuvo presente otro emprendimiento vitivinícola, que exhibió vinos sin gluten. Paola Pagano, la encargada de Ananias Gluten Free Wine, no sólo está vendiendo su producto, sino que además ayer brindó una conferencia en La Rural para hablar sobre el producto y la concientización respecto a la celiaquía.

Al margen del vino, uno los stands más solicitados ha sido el apícola: La Malargüina, miel que se produce en el sur provincial, no paraba de comercializar sus productos. El emprendimiento reúne a 15 apicultores que venden bajo la marca colectiva La Malargüina, que se destaca por la calidad y el sabor autóctono relacionado con las flores de Malargüe, jarilla, algarrobo y romerillo, entre otros. El stand generó un gran impacto.

“Esta es nuestra embajada en Buenos Aires, porque acá hay miles de personas. Empezamos con la idea de traer nuestros productores para trabajar de forma directa y así surgió esta experiencia que ha tenido muy buenos resultados en los últimos años”, explicó el ministro de Economía de Mendoza, Martín Kerchner. 

 

En este sentido, el funcionario destacó que están trabajando no sólo con los emprendedores, sino con también varios sectores específicos, como es el caso del durazno para industria.

También la olivicultura pisa firme en La Rural. Celina Cioffi, fue una de las expositoras con sus productos olivícolas de Lavalle. La empresaria contó a Los Andes que su emprendimiento solo tiene dos años de vida y ha encontrado muchas dificultades para lograr una buena difusión de su actividad, razón la cual decidió asistir al evento. “Es muy importante estar presentes en La Rural para ver qué respuesta tenemos de los consumidores”, indicó. “Hemos logrado muchos contactos para poder vender nuestros productos en varios almacenes de Buenos Aires. Es un muy buena experiencia para hacer crecer a la marca”, concluyó.
 

El durazno industrial con agenda propia
 

Sorprendieron a la Expo los nuevos desarrollos que están trabajando los industriales del durazno para poder llegar al consumidor con más oferta y adaptada a los tiempos que corren.  Es que en La Rural se presentó parte del plan en el que está trabajando tanto el sector publico como el sector privado para desarrollar productos de consumo masivo, superadores de la famosa “lata”.

El sector de durazno para Industria se encuentra circunscripto al territorio mendocino, y cuenta con una superficie implantada de 6.222 hectáreas, cuyos principales oasis productivos son el Valle de Uco y el oasis Sur. Evidentemente el desarrollo de nuevo escenarios es uno de los trabajos que se están realizando desde la actividad. Es que según explicaron, cada diez hectáreas de durazno que se erradican en Mendoza, sólo se se implantan dos hectáreas nuevas. A lo largo de los años, esa situación ha llevado a que la producción se concentre principalmente en el Valle de Uco, en menos productores con mayores superficies cultivadas y con mejor rendimiento.

 

Así, un reporte presentado por Cafim indica que para 2024 es esperable Mendoza tenga sólo unas 3.000 hectáreas de durazno en producción, aunque con mayores rendimientos se podría llegar a equiparar la producción actual.

Los industriales creen que se puede salir de la trampa que implica sólo hacer durazno en mitades o pulpa y se puede trabajar en otros productos, como lo hacen Chile o Estados Unidos.  En La Rural se presentaron productos complementarios a la lata como envases en multilaminados, pouch, entre otros.