Sociedad Aniversario Domingo, 20 de octubre de 2019 | Edición impresa

La revolución del periodismo digital

Los formatos que nacen hoy en la redacción de Los Andes hubiesen parecido de “ciencia ficción” para los pioneros.

Por Redacción LA

Los Andes en su formato digital es leído, visto y seguido por 7 millones de usuarios únicos al mes (setiembre, según Google Analytics). Quizá este número no te dice mucho; pero se puede resumir así: en los 136 años de vida de este medio, a Los Andes nunca lo leyó tanta gente como ahora. Años y años después, la vigencia se ve inalterada y el sentido de pertenencia con la comunidad, enriquecido. Claro, la comunidad de hoy no es la misma que la de ayer. Hoy estamos hablando de una audiencia que es la mendocina, pero que también es la nacional e internacional.  

 

Los formatos que nacen hoy en la redacción de Los Andes hubiesen parecido de “ciencia ficción” para aquellos pioneros que manchaban sus manos con tinta de linotipos, que supieron las artes de telegrafíar primero, recibir cables de teletipo después y enviar fax hasta hace algunas décadas atrás. Hoy este mundo periodístico donde brilla la instantaneidad, las 24 horas de noticias, los multiformatos y la multimedia es tan distinto a aquel, pero en el fondo, muy parecido. La responsabilidad social sigue siendo el rector de la tarea diaria. O mejor dicho, de la tarea del minuto a minuto informativo. 

 

Una anécdota. El periodista de Los Andes se para frente a estudiantes que vinieron a conocer las instalaciones de San Martín 1049. Se debate espontáneamente qué cambió -en la era digital- a la hora de publicar una noticia. El experimentado editor les pregunta a los aspirantes: “Qué creen que hoy el editor de la web, por ejemplo, está esperando de los periodistas”. Responden uno a uno los alumnos. “Que la noticia sea relevante”, cierto.

Que se ofrezca mejor y más rápido que la competencia”, no es falso. “Que sea compartido por redes”, importante en la época que corre. “Que advierte sobre un problema real y palbable de la sociedad”, claro. “Que de alguna manera pueda desafiar al poder. Dicen que periodismo es decir algo que el poder no quiere, y que el resto es propaganda”, maravilloso. El viejo periodista responde: “Pero lo más importante, ayer como hoy, hace 136 años y hoy, es contar historias. Ése es el principio de esto. Contar historias verdaderas que pinten nuestro mundo”. Y cuando hablamos de nuestro mundo, hablamos de todo lo que te desvela e interesa hoy a vos, la política, la economía, los problemas de la sociedad, pero también los servicios, el entretenimiento y la educación...

 

Es maravilloso pensar que ha pasado más de un siglo, y que hoy contamos con tecnologías que sorprenderían al propio Da Vinci... Que el público consume por mes más de 12 millones de veces algún contenido de Los Andes. Que las maneras de contar se multiplicaron: la web, Facebook (Los Andes tiene 1 millón de Me gusta y es la cuenta más influyente del Oeste del país), Instagram (100 mil seguidores, mayormente jóvenes), Twitter, radio en streaming, podcasts, videos, infografías interactivas. Que disponemos de drones y aplicaciones. Que tuvo que pasar tanta agua bajo el puente, para que hoy podamos decir que los argentinos consumen más que nunca Los Andes, para que los periodistas, diseñadores, fotógrafos y todo el personal del medio, haga lo que siempre hizo. Lo que no va a renunciar a hacer. Periodismo de verdad.