Economía Viernes, 13 de diciembre de 2019 | Edición impresa

La relación de Guzmán con los mercados arrancó en sintonía

El Gobierno pagó 430 millones de dólares de deuda. Hubo una reacción positiva del mercado financiero y el FMI.

Por Redacción LA

El Gobierno pagó cash ayer 430 millones de dólares de deuda reperfilada. Esto generó una reacción positiva en el mercado financiero, clima que se vio reforzado por mensajes del FMI.

Las acciones de las empresas argentinas saltaron hasta 8,2% en la Bolsa de Nueva York y los bonos soberanos operaron con mejoras del 4,6%, por lo que acumulan alzas de hasta el 9,3% en lo que va de diciembre, un escenario impensado en aquel agosto demoledor. 

 

En la Bolsa de Comercio porteña las acciones escalaron 1,39%, hasta los 35.504,63 puntos. El Banco Central tuvo que salir a comprar dólares porque hubo un excedente de oferta en el mercado. La entidad que conduce Miguel Ángel Pesce se alzó con 100 millones gracias al cepo y al agro, que está liquidando a toda velocidad. 

Operadores de la city porteña explicaron que el excedente de oferta se viene generando por la “certeza” que tienen los exportadores de que habrá un aumento de retenciones, en el marco de la ley de “solidaridad” que enviará el Gobierno al Congreso. 

 

La tasa de interés de referencia siguió clavada en el 63%. Los operadores consideran que continuará así al menos hasta la semana que viene. Mientras completa el directorio y el Comité de Política Monetaria, Pesce define cómo será la baja de tasas.  

En ese contexto, el dólar subió dos centavos, hasta los $ 63,10. En el mercado paralelo, el blue cayó casi 3% ($ 2) a $ 66,50. La brecha entre ambas cotizaciones descendió al nivel más bajo en un mes. Incluso el llamado “contado con liqui”, utilizado para sacar divisas del país vía compra y venta de bonos, bajó 3%, a $ 73,70. 

 

Así reaccionó el mercado en la jornada posterior a la primera conferencia de prensa del ministro de Economía, Martín Guzmán. La caída de las cotizaciones alternativas del dólar responde a la certeza de que el cepo cambiario no será levantado al menos en el corto plazo.

El clima bursátil  y financiero favorable estuvo motorizado también por palabras de Gerry Rice, portavoz del FMI. Dijo que el organismo “mantiene un diálogo constructivo con las autoridades argentinas”. Y señaló que comparten los “objetivos”, aunque esperan conocer el plan económico. 

 

Las palabras de Rice llegaron después de que trascendiera en los EEUU que Kristalina Georgieva, la jefa del Fondo, abrió una ronda de consultas sobre la Argentina a economistas influyentes, entre los que está el Nobel de Economía 2001, Joseph Stiglitz. 

 

El economista aseguró ayer en una video conferencia con la Universidad Nacional de Córdoba desde el Vaticano, que la gestión actual “recibió una herencia muy difícil del gobierno anterior, muchos problemas más la deuda”. Indicó que está “charlando y recibiendo asesoramiento sobre el tema”. / Javier Álvarez