Economía Martes, 21 de enero de 2020 | Edición impresa

La recaudación de Mendoza cayó 12,4% en 2019

Ninguno de los impuestos provinciales logró ganar a la inflación. La recesión económica fue un factor fundamental.

Por Sandra Conte - sconte@losandes.com.ar

La recaudación del Gobierno de Mendoza rozó los $ 40 mil millones en 2019 (casi $ 10 mil millones más que en 2018), pero no pudo ganar a la inflación y cerró el año con una caída del 12,4% en términos reales. Para los economistas, el mal resultado es consecuencia de la caída de la actividad económica.

De acuerdo con los datos publicados por Administración Tributaria Mendoza (ATM), el monto que ingresó en las arcas provinciales en concepto de Ingresos Brutos, impuesto Inmobiliario, Automotor, Sellos y “varios”, durante 2019, ascendió a $ 39.854.522.329. Esto implica un 35% más que en 2018 en términos nominales, cuando el monto fue de $ 29.467.499.787, pero como la inflación en ese período fue de 54,4%,  el balance final muestra una baja en términos reales. 

 

De este total, más de un 76% corresponde a Ingresos Brutos, que tuvo una baja de recaudación del 9,9% en términos reales. Se debe recordar que en 2019 se avanzó en la baja de alícuotas para ciertos rubros, en el marco del Consenso Fiscal al que adhirieron las provincias (aunque no todas aplicaron). Por este impuesto, el gobierno provincial recibió  $ 30.249.869.984 el año pasado. 

En un año de recesión era esperable que el tributo vinculado de modo directo a la actividad económica (Ingresos Brutos) cayera. Sin embargo, los descensos fueron más fuertes en los impuestos patrimoniales. El ministro de Hacienda, Miguel Lisandro Nieri, había señalado a Los Andes que en un año normal hay un 30% de mora en estos tributos y en 2019 el porcentaje subió a 35%.

 

Así, los ingresos por el impuesto Automotor alcanzaron los $ 2.935.811.526 en 2019, un 34% más que en 2018, pero casi 20 puntos por detrás de la inflación, lo que implicó una caída real del 13,2%. En concepto de Inmobiliario se recaudaron  $ 1.658.453.322, 27% más que el año anterior, con lo que la caída real fue de 17,6%.

En Sellos, el descenso fue aún más marcado, ya que con  $ 3.888.499.737 recaudados en 2019 se creció apenas un 13,2% nominal en comparación con 2018, por lo que la baja real fue del 26,7%. De todos modos, este ingreso no llega a representar el 10% del total de la recaudación anual. 

 

Aunque desde el gobierno provincial no respondieron sobre este tema, ayer comenzó una moratoria de ATM que apunta a que los mendocinos regularicen sus deudas de impuestos provinciales (ver aparte). 

A qué se debe la caída

José Vargas, economista de Evaluecon, indicó que la baja en la recaudación era “bastante esperable”, porque los presupuestos, tanto nacionales como provinciales, se basaron en una estimación de inflación considerablemente menor, del orden del 23%. Esta diferencia impactó en la mayoría de las variables, incluidos los ingresos en concepto de impuestos. 

 

De hecho, recordó que a partir de marzo, cuando la actividad económica se empezó a resentir, se hizo más notorio el impacto de la inflación y el poder adquisitivo de los salarios cayó. Como consecuencia, lo primero que empezaron a dejar de lado las familias fue el pago de los impuestos provinciales y las tasas municipales, lo que condujo al aumento del nivel de morosidad informado por el Gobierno. Si bien esta caída es habitual luego del primer trimestre, en 2019 la retracción fue particularmente brusca. 

Vargas comentó que durante este año no va a notarse una gran diferencia respecto del comportamiento de los contribuyentes, aunque se prevé una inflación relativamente más baja, del 40%, y un cierto repunte en la actividad. “Habrá que ver cómo el Gobierno provincial negocia en paritarias, para determinar el impacto en el gasto público”, señaló el especialista. 

 

Daniel Garro, economista de Value International Group, indicó que la notoria baja en la recaudación de Sellos es un claro indicador de la mala situación de la economía, ya que muestra que se redujo la actividad o muchas gestiones se hicieron “en negro” por la misma crisis. No obstante, resaltó que los impuestos patrimoniales son los primeros en resentirse cuando hay recesión, ya que son un impuesto a un stock, un activo que no genera flujos, por lo que se debe sacar dinero de otro lugar para pagar. 

Para Garro, el hecho de que el Gobierno de Mendoza haya lanzado una moratoria tan amplia es evidencia de que la recaudación ha sido muy mala y que las perspectivas para 2020 no son buenas. Sin embargo, advirtió que este plan puede traer más ingresos los primeros meses del año, pero que es probable que muchos dejen de pagar después de las primeras cuotas si la situación general de la economía del país no mejora. En este punto, será clave el resultado que tengan las paritarias, tanto en el sector público como en el privado. 

 

Moratoria excepcional

El monto percibido en concepto de Ingresos brutos se contrajo 9,9% en términos reales, por la menor actividad y la baja de alícuotas. 

El lunes se puso en marcha un plan de regularización de deudas con ATM, vencidas al 30 de noviembre de 2019. El operativo estará vigente hasta el 28 de febrero y luego se iniciarán acciones legales a los morosos, que incluyen la posibilidad de embargos. 

Quienes paguen el total al contado recibirán 80% de descuento en multas e intereses. Quienes lo hagan en hasta 12 cuotas, tendrán una quita de 50% en ambos. Los que opten por pagar en hasta 36 cuotas recibirán un beneficio de 20% en intereses y 10% en multas. En tanto, los que cancelen en 60 cuotas tendrán una reducción de 5% en las multas (0% en intereses). Para conocer más detalles se puede ingresar en www.atm.mendoza.gov.ar