Economía Martes, 8 de octubre de 2019 | Edición impresa

Cornejo busca cobrar los U$S 205 millones “reperfilados"

El 28 de agosto, la Nación postergó la cancelación de bonos y Mendoza es una de diez provincias que tenían papeles del Estado nacional.

Por Daniel Peralta - dperalta@losandes.com.ar

Son 205 millones de dólares los que Mendoza tenía atrapados en el reperfilamiento de bonos. En realidad, ahora son un poco menos que eso, porque ya vencieron 65 millones de dólares durante el mes de setiembre y entre octubre y noviembre vencerán el resto. El Gobierno busca recuperar el total de la inversión que puso en Letras del Tesoro (Letes), un dinero que puso a “trabajar” para mantener el poder adquisitivo de esos recursos del Estado provincial.

 

El ministro de Gobierno Lisandro Nieri, confirmó que están preparando la documentación necesaria para ir por los primeros 65 millones dólares vencidos durante el mes pasado. Y que lo mismo sucederá cuando ocurran los próximos vencimientos, porque “la provincia tiene obligaciones. La resolución básicamente es una forma de podernos hacer de los fondos más rápido de lo que se previó en el reperfilamiento y afrontar los gastos del día a día. La resolución dice que si lo necesitamos, nos adelantan el pago y eso es lo que vamos a hacer”.

 

El 28 de agosto pasado, en medio de la volatilidad cambiaria desatada tras las primarias abiertas presidenciales, el Gobierno nacional anunciaba el reperfilamiento de los bonos emitidos por el Gobierno que están en manos de “tenedores institucionales”, es decir, fondos comunes de inversión, entidades financieras y provincias.

El “reperfilamiento” implica que al vencimiento del bono se pagaría sólo el 15% del capital y el resto se pagaría en dos veces: 25% a 90 días y 60% a 180 días.

Una de las diez provincias afectadas por la postergación de los vencimientos es Mendoza. En total, estas jurisdicciones tenían 1.200 millones de dólares invertidos en distinto tipo de papeles del Gobierno nacional. 

 

Mendoza invirtió 205 millones de dólares en cinco series de Letras del Tesoro (Letes) que fueron afectadas por el reperfilamiento; dos vencieron en setiembre y las otras tres vencerán entre octubre y noviembre. 

En las ya vencidas la Provincia tenía colocados 65 millones de dólares y cobró el 15% de lo invertido, es decir U$S9,75 millones. Del resto, debería cobrar 16,25 millones en diciembre y los 39 millones restantes se completarían en marzo de 2020; todo más intereses por la postergación.

 

A futuro quedan 140 millones de dólares distribidos en tres series de Letes que vencerán entre octubre y noviembre. De acuerdo al reperfilamiento, Mendoza debería cobrar sólo el 15% de ese monto en los próximos dos meses, y el último pago se estiraría a mayo del año que viene.

Salida de emergencia

El 25 de setiembre el Gobierno nacional publicó la resolución 731 del Ministerio de Hacienda, en la que le daba salida a las provincias que tenían fondos atrapados en letras reperfiladas. En esa resolución se crea el “Programa de Asistencia para la Recomposición Financiera”, por el cuál pagaría la totalidad de la inversión a las provincias, siempre y cuando la plata sea absolutamente necesaria “para atender su déficit financiero y regularizar atrasos de tesorería en concepto de salarios y servicios esenciales”.

 

Más aún, para cobrar su inversión, las provincias deben firmar un convenio, por el que se obligan a rendir cuenta de los gastos cubiertos.

Actualmente la provincia está completando la documentación para cobrar los 55,25 millones de dólares ya vencidos y no cobrados el mes pasado. Y haría lo propio con las letras por vencer, según las necesidades de caja.

 

La única duda es qué pasará cuando asuma el nuevo gobierno en diciembre, en caso que el ganador de la elección nacional no sea Mauricio Macri. ¿El futuro presidente mantendrá el esquema de pago a las provincias o habrá una renegociación de plazos o, peor aún, con quitas de capital?

 

Por ahora, Alberto Fernández viene hablando de una renegociación de las deudas a la “uruguaya”, es decir, para estirar plazos. ¿Esa renegociación alcanzará a los 1.300 millones de dólares de bonos que tienen las provincias? 

La prudencia indica que hay que cobrar ahora todo lo que se pueda.

Claves

El reperfilamiento.

El 28 de agosto el Gobierno nacional decidió postergar la cancelación de bonos de corto plazo para estirar vencimientos a tenedores institucionales.

Diez provincias.

Entre los tenedores institucionales de bonos estaban Ciudad de Buenos Aires, provincia de Buenos Aires, San Juan, Salta, Formosa, La Rioja, Santa Fe, Mendoza, Río Negro y Catamarca.

Una mano nacional.

El 25 de setiembre la Nación le dio una chance a las provincias que necesiten recuperar sus fondos para pagar déficit, salarios y servicios.

recuperación. El ministro Lisandro Nieri dijo que la provincia tiene que cumplir obligaciones.