Policiales Miércoles, 17 de julio de 2019

La perversa escena que preparó el asesino de la joven sanjuanina

El autor del crimen de Brenda Requena (24) quemó el cuerpo para borrar hasta la cadena de ADN, como hacen los narcos.

Por Redacción LA

Hay conmoción en San Juan por el hallazgo sin vida de Brenda Requena, una joven madre de 24 años que estaba desaparecida hace varios días. Su marido, que está detenido, es el principal sospechoso del femicidio, aunque los investigadores siguen sorprendidos por el grado de perversión con el que preparó la escena.

Gustavo Fariña, secretario de Seguridad, habló de una mecánica "fríamente pensada para eliminar por completo el cuerpo". Dijo que llama la atención de los uniformados que el asesino haya utilizado cubiertas para incendiar sobre el cuerpo. "Es tanta la temperatura que estos elementos toman que se llega a borrar la cadena de ADN", dijo en diálogo con radio Sarmiento. 

 

El torso de la mujer estaba estaba envuelto en una membrana de techo y quemado. Para preparar la macabra escena, el asesino dejó muchos huesos de animales calcinados con el fin de distraer.

El lugar del hallazgo del cuerpo de Brenda Requena. | Gentileza / Diario de Cuyo

"El cuerpo fue envuelto en membrana y sometido a fuego de llantas de autos. Los narcos en Brasil o México lo queman de esa manera", señaló el secretario de Seguridad, según informó Diario de Cuyo.

 

"Hay una posibilidad y es que el fuego haya producido una implosión que termina en el  desmembramiento y calcinación por completo", explicó sobre la hipótesis más firme. 

Diego Álvarez (28), esposo de la mujer asesinada, está detenido. La sospecha es que mintió desde el principio, incluso al salir en la televisión de la provincia vecina, donde brindó entrevistas con aparente preocupación por la desaparición.

Diego Álvarez, marido y papá de los dos hijos de Brenda, está detenido. | Gentileza / Tiempo de San Juan

Los datos recogidos por los investigadores de Homicidios revelan que unos niños que cazaban pajaritos vieron a Álvarez el mismo día de la desaparición de Brenda, quemando algo en ese descampado. Supuestamente, el sujeto "corrió" a los chicos para que se alejaran del lugar y no vieran lo que estaba haciendo, agregó Tiempo de San Juan.

 

Álvarez, quien tiene dos hijos de 5 y 6 años con Requena, también instaló la versión de la desaparición de su mujer y hasta dijo que se había llevado dinero. Pasó de estar imputado por lesiones leves -había agredido al supuesto amante de su esposa- a ser el principal acusado del femicidio.