Mundo Lunes, 4 de noviembre de 2019

La periodista que acusó a Trump de violación, ahora lo demanda por difamación

E. Jean Carrol, columnista de la revista estadounidense Elle, había denunciado ser victima de abuso sexual entre 1995 y 1996.

Por Redacción LA / AFP

La escritora estadounidense E. Jean Carroll, que denunció haber sido violada por Donald Trump en los años 90´, anunció este lunes que inició una demanda contra el presidente de Estados Unidos por difamación.

Carroll, periodista y columnista de la edición estadounidense de la revista Elle, denunció en junio pasado en su libro ¿"What Do We Need Men For? A Modest Proposal" (¿Para qué necesitamos a los hombres? Una propuesta modesta") que Trump la violó hace más de dos décadas, a fines de 1995 o comienzos de 1996.

Trump negó las acusaciones, la llamó mentirosa y dijo que su único objetivo era buscar publicidad para vender su nuevo libro.

El presidente afirmó que no conocía a la escritora -aunque luego la revista New York publicó una foto de los años 1980 en la que ambos aparecen juntos, en compañía del marido de Carroll- y que nunca la habría agredido porque la periodista "no es mi tipo".

 

En una demanda de 27 páginas presentada este lunes ante la corte estatal de Nueva York, Carroll, de 75 años, asegura que las declaraciones del presidente perjudicaron su carrera y su reputación, y reclama una indemnización por un monto no especificado.

Trump "insultó su integridad, su honestidad, su dignidad, y todo eso en la prensa nacional", asegura la demanda.

El texto describe cómo Trump se encontró con Carroll por casualidad en la tienda de Manhattan, le pidió que le ayudara a comprar un regalo para una mujer -una pieza de lencería- y luego la llevó hasta un cambiador, donde supuestamente la besó y la violó.

La portavoz de la Casa Blanca, Stephanie Grisham, saltó al ataque el lunes."¿Ustedes quieren decir que la Sra. Carroll demanda al presidente ante la justicia porque éste se defendió de falsas acusaciones? Imagino que su libro no le aportó nada, y que trata de hacer dinero de otra forma", declaró Grisham a periodistas.

"La demanda carece de sustento y la historia es un fraude, como su autora", añadió.

La escritora ya no puede denunciar a Trump por violación porque el delito ha prescrito. Carroll asegura que la fuerza del movimiento #MeToo surgido a fines de 2017 la hizo romper su silencio y buscar justicia.

 

"Nacida como una niña de la Generación Silenciosa, me enseñaron a tomarme en broma la violencia sexual y a creer que ser violada era culpa mía. Hoy, soy una mujer adulta que está demandando al presidente de Estados Unidos por difamación. Nadie, ni siquiera el presidente, está por encima de la ley. Aunque no puedo hacer responsable a Donald Trump por agredirme hace más de 20 años, sí puedo hacerlo responsable por mentir sobre ello", dijo Carroll en su cuenta Twitter.

Aunque Trump había negado la violación y dicho no saber quién era Carroll, que en esa época conducía un programa televisivo, "sabía que sus declaraciones eran falsas y difamatorias: sabía quién era Carroll ese día en Bergdorf Goodman y sabe quién es hoy", aseguró el lunes Robbie Kaplan, abogada de la escritora.

Otra mujer, Summer Zervos, una exparticipante en el programa de telerrealidad "El Aprendiz" en 2005, también presentó una demanda similar por difamación contra el presidente.

 

Zervos asegura que Trump, que conducía el programa, la besó sin su consentimiento, refregó sus genitales contra ella y le tocó un seno.

Trump asegura que ésta y otras denuncias de acoso sexual o agresión realizadas por más de una docena de mujeres en su contra son "mentiras" y "tonterías".

El presidente presumió en 2005 de que era una celebridad tan grande que podía acercarse a la mujer que quisiera y "agarrarla por el coño", según un video difundido en la campaña electoral por el diario Washington Post.