Mundo Jueves, 11 de abril de 2019 | Edición impresa

La oposición reconoce la victoria de Netanyahu en Israel, pero promete luchar

El actual primer ministro lograría su quinto mandato consecutivo. Hoy se conocerán los resultados oficiales.

Por Ilan Ben Zion - Agencia AP

El principal rival del primer ministro israelí Benjamin Netanyahu concedió su derrota electoral ayer, pero prometió librar una fuerte batalla desde la oposición, luego que el gobernante partido Likud y sus aliados nacionalistas consiguieron una sólida mayoría parlamentaria.

Netanyahu parecía encaminado a un histórico quinto mandato como gobernante de Israel luego de que casi todas las boletas habían sido contadas. Los resultados oficiales se darán a conocer hoy.

 

Con 97,4% de los votos computados, el Likud y su rival, el partido Azul y Blanco, estaban igualados con proyecciones de 35 escaños cada uno en el parlamento de 120. Pero juntos, Likud y sus aliados tenían una mayoría clara de 65 escaños.

Un par de partidos pequeños estaban en el borde del límite electoral y peleando por la supervivencia, por lo que la composición final del parlamento pudiera variar ligeramente.

 

El Azul y Blanco, encabezado por el ex líder militar Benny Gantz y por Yair Lapid, un exministro de Gabinete de Netanyahu, consiguió aproximadamente 26% de los votos, una fracción menos que el Likud.

Lapid, número 2 del partido, dijo que Azul y Blanco “le mostrará a Israel lo que es una alternativa real”.

 

“No ganamos esta vuelta. Respeto a los votantes y respeto su decisión, pero miro alrededor y veo la herramienta máxima para una victoria la próxima vez”, dijo Lapid.

El resultado ratifica el giro de Israel hacia la derecha y reduce más las esperanzas de hallar una solución negociada al conflicto israelí-palestino. La reelección le da un importante impulso a Netanyahu.