+ Deportes Viernes, 24 de enero de 2020

La nueva Bombonera: menos turistas, más socios, sin acrílicos pero con un reglamento duro

Mario Pergolini, vicepresidente de Boca, se refirió al exceso de extranjeros en el estadio y prometió sanciones para los inadaptados.

Por Redacción LA

Una de las primeras decisiones de Jorge Amor Ameal en su regreso a la presidencia de Boca fue retirar los acrílicos de La Bombonera, con la intención de mejorar la experiencia de los hinchas. Pero con ese cambio en la estructura del estadio, la dirigencia también será más severa con aquellos que no se comporten debidamente. El castigo, de hecho, puede ser hasta la expulsión del club...

 
@BocaJrsOficial

"Seremos totalmente duros desde nuestro comité de disciplina con la gente que no entienda cómo comportarse en este estadio", señaló Mario Pergolini sobre las posibles sanciones. Y remarcó: "Vengamos, gritemos, alentemos, todo lo que civilizadamente se pueda hacer, con la fuerza que siempre tuvimos. Imaginate lo que es jugar en esta cancha con todo nuestro público incluso más cerca de los contrarios... es a favor nuestro. Creo que la gente lo va a entender".

 

El campo de juego xeneize ahora contará con una fosa, ubicada en la parte baja de la platea L. La misma tiene 80 centímetros de profundidad y permitirá a los encargados de la seguridad del club sentarse ahí, para evitar obstaculizar la visión de los socios.

Así va quedando la Bombonera. (Prensa Boca)

También se terminaron de sacar los acrílicos de las plateas de la tribuna sur alta (Sector K). Ah, el sector de prensa también será acotado para darle 500 lugares más a los socios en este nueva temporada. 

 

¿Cuál será el debut de todas las obras? El próximo domingo, desde las 21.45 horas, cuando el equipo de Miguel Angel Russo reciba a Independiente.

Así quedó la fosa que separa la cancha de la platea L de la Bombonera. (Foto: @DaiCHerrera)

"Muchos van a estar agradecidos de ver así la Bombonera", agregó el vice xeneize en TyC Sports. Además, indicó: "Recuperamos un montón de capacidad, 1500 personas. Una parte que era platea volvió a ser popular. Estamos intentando que la gente venga a la cancha, que vea un lindo estadio y que pueda ver bien el partido. Es toda una apuesta a favor de la gente, de cómo la gente se va a comportar".

Por último, el dirigente manifestó la necesidad de "poner un poco de orden" con las entradas y los protocolos: "Había cosas muy raras", aseguró. Y luego se refirió a la cantidad de extranjeros que van a los partidos: "Los turistas pueden venir de lunes a sábados, pero los domingos es para la gente de Boca", afirmó.