Sociedad Jueves, 12 de septiembre de 2019 | Edición impresa

La mitad de los adultos tuvo cefalea el último año

La mayoría de las veces no se conocen las causas. Hay casos que son tan severos que impiden hacer actividades cotidianas.

Por Verónica De Vita - vdevita@losandes.com.ar

Los dolores de cabeza son algo común para muchas personas, tan común que se tiende a no darle la importancia necesaria y hasta se aprende a convivir con él.

Se estima que a la mitad de la población adulta le ha dolido la cabeza al menos alguna vez el último año. Algunos episodios son tan intensos que afectan su calidad de vida.

Por eso, dejan de asistir a reuniones sociales, otras actividades y faltan al trabajo. 

El “Estudio de prevalencia de migraña en Argentina”, realizado a pedido de la Sociedad Neurológica Argentina arrojó datos que ilustran la situación. 

Con él pudieron detectar que la mitad de los consultados tuvo dolor de cabeza alguna vez el último año (53%). Pero además, algunos no son “cualquier dolor de cabeza”, sino que son severos y condicionan las actividades diarias.  En ese plano pudieron identificar que 9,5% puede calificarse como migrañosos, es decir 1 de cada 10.

Fue realizado por Poliarquia Consultores y apuntó a detectar la prevalencia de la migraña en la población Argentina, fue presentado en abril y se difundió en el marco de una campaña de concientización que la entidad realiza esta semana. 

 

“La cefalea es un trastorno muy frecuente del que hay que ocuparse porque es una de las principales causas  de ausentismo laboral en gente joven”, advirtió el neurólogo Andrés Barbosa. Explicó que muchas veces se subestima pero puede ser limitante para actividades laborales y sociales.

Calidad de vida

Andrea (45) comenzó a sufrir fuertes dolores de cabeza hace unos 4 años. Fue a un clínico, le indicó estudios, luego fue derivada a un neurólogo, ginecólogo y oftalmólogo pero ninguno encontró nada fuera de lo común.

Así que dijo que lo único que ha podido hacer es lidiar con ello con sus propias estrategias. Le indicaron medicamentos que no le resolvieron nada así que probó hasta que encontró uno que al menos la alivia un poco. 

“Aparecen cada 20 días, son súper intensos porque me duran dos o tres días aunque tome algún analgésico”, contó. 

“Me dan descomposturas, nauseas, hasta vómitos, la comida me cae mal y hasta me mareo por eso me afecta las actividades cotidianas, si voy por el segundo día ya no voy a Pilates porque no me la banco o no voy a juntadas porque no me siento bien; en el caso del trabajo no me queda otra más que ir pero trato de evitar hacer ciertas cosas”, relató.

 

Como estrategias, trata de estar lo más quieta posible, preferentemente recostada y en su casa. Cree que puede ser hormonal pero también sabe que hay situaciones de estrés que seguro lo harán aparecer. Contó que en su familia hay varios que padecen lo mismo.

Los especialistas aseguran que tiene una carga hereditaria y afecta mucho la calidad de vida, por eso el interés por lograr que se busque ayuda.
 

Los casos más severos

De las respuestas del trabajo pudo saberse que más de la mitad califica su dolor de cabeza como severo, mientras que 3 de cada 10 lo consideran moderado. La herramienta que se usó fue el test MS-Q (Migraine Screen Questionnaire), que permite detectar la percepción de las personas sobre su malestar. Abarcó muestras en varias provincias.

El 9,5% de los encuestados respondió afirmativamente al menos cuatro preguntas del test y fueron considerados migrañosos. Estos valores están dentro de los parámetros de estudios internacionales recientes y considerados por la Organización Mundial de la Salud.

Se entiende mejor el impacto en la calidad de vida y el desempeño de las actividades cotidianas si se considera el tiempo que dura el malestar.

En general estiman que son más de cuatro horas para el 40 % de los encuestados, sin analgésicos. A ocho de cada 10 el dolor los acompañó 14 días al mes.

Barbosa explicó que las cefaleas se dividen en primarias y secundarias.

 

Las primeras son sólo una manifestación de dolor mientras que las otras pueden ser el síntoma de otra problemática, como un accidente cerebrovascular o un tumor. Las más habituales son las cefaleas tensionales, en segundo lugar las migrañas (las más discapacitantes). Sin embargo, la doctora Fiorella Martin Bertuzzi ( Especialista en Cefaleas y Neuralgias Craneales y miembro de la Sociedad Argentina de Neurología) dijo que existen más de 300 tipos y que no habla de causas: “son desencadenantes, porque entendemos que a quien le duele la cabeza tiene alguna predisposición a tenerlo”.

Síntomas

Frecuencia. Para identificar la migraña hay que preguntas que puede hacerse el paciente. Lo primero es fijarse si los dolores de cabeza son frecuentes y si duran más de 4 horas.

Molestias. Otros factores a tenerse en cuenta: si los dolores causan náuseas, si molesta la luz o los ruidos y si el dolor de cabeza limita actividades físicas o intelectuales.