Mundo Club House Miércoles, 11 de marzo de 2020

La mejor forma de transformar el suelo oscuro de tu casa

Te mostramos las mejores ideas para conseguir que los tonos intensos no quiten protagonismo al resto de la decoración del hogar.

Por Redacción CH

Presencia y belleza. Elegantes, audaces y atemporales. Los revestimientos de suelo oscuros crean ambientes únicos gracias a su fuerte presencia y riqueza de color, permitiendo crear contrastes marcados junto con el mobiliario y paredes de cualquier espacio. Sin embargo, decorar un ambiente con este tipo de suelo no es tarea fácil, ya que fácilmente una habitación o departamento completo puede lucir mucho más pequeño y sombrío de lo que en realidad es si no se combina con los elementos y colores adecuados.

La imponente presencia y belleza de los suelos oscuros los hacen muy populares en las viviendas actuales, contando con una amplia gama de materiales que garantizan belleza y durabilidad para cualquier espacio. 

Mucha iluminación. Es crucial que la vivienda cuente con abundantes fuentes de luz natural o artificial para que la oscuridad del suelo no sea abrumante. Adquirir lámparas extras o sustituir las bombillas actuales por otras más brillantes ayudará a que todo el espacio se vea mucho más luminoso y espacioso. Si no contás con la suerte de que tu vivienda tenga entradas de luz natural generosas, podés complementar la iluminación artificial utilizando lámparas de pie o auxiliares para así obtener más luz sin necesidad de realizar reformas complicadas en el piso.

Alfombras y tapetes protagonistas. Si no sos amante de los suelos oscuros y por los momentos no podés reformarlo, ¡No te preocupes! Tenemos la solución a este problema. Reducir el impacto visual de un revestimiento oscuro puede lograrse utilizando alfombras y tapetes decorativos para colocar en puntos focales de cada espacio, de esta manera, el impacto visual del piso será mucho menos pesado.

El color blanco será el mejor aliado. Utilizar tonos claros para contrarrestar los tonos oscuros de un suelo es la manera más sencilla y efectiva de lograr un equilibrio perfecto, algo así como un Ying Yang del diseño. Aplicar este color en paredes, techo, mobiliario y detalles logra la sensación de estar en un ambiente más “ligero”, sobre todo en espacios reducidos como los baños.

Sin embargo, abusar del color blanco para aplacar el tono oscuro del suelo puede crear ambientes aburridos y sin personalidad, lo ideal es combinarlo con otros colores, pudiendo inclusive utilizar el mismo tono del suelo para elementos que sean parte de la decoración, 

Conocé más sobre Revista ClubHouse.   

Fuente www.arquitecturaydiseno.es