Salud Viernes, 2 de agosto de 2019

La lactancia: el mejor abrazo para el crecimiento del bebé

Cada vez que se le da el pecho a un bebé se está haciendo mucho más que alimentarlo.

Del 1 al 7 de agosto se celebra mundialmente la Semana de la Lactancia. En este marco, es importante recordar cuáles son sus múltiples beneficios.

Cada vez que se le da el pecho a un bebé se está haciendo mucho más que alimentarlo, se le da un abrazo, un consuelo, una caricia. La lactancia es un acto de dos, y las madres que amamantan también reciben una caricia a cambio: sus hijos les sonríen, miran, escuchan y les dan las gracias de diferentes maneras.

Durante este momento se genera la relación de apego entre la madre y el bebé, que es la base de la seguridad y confianza que necesita para luego poder explorar el mundo que lo rodea.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), es recomendable amamantar exclusivamente con leche materna durante los primeros seis meses de vida y después complementar con otros alimentos hasta los dos años de edad. Pero, ¿cuáles son los beneficios?.

Para el bebé:

-Brinda la cantidad ideal de proteínas, azúcar, grasa y vitaminas que necesita para un crecimiento y desarrollo saludables.

-Disminuye la frecuencia y severidad de los cólicos.

-Lo protege de infecciones, ya que contiene anticuerpos. Los niños alimentados con leche materna son menos propensos a padecer cualquier tipo de infección como respiratorias o gastrointestinales.

-Reduce el riesgo de padecer alergias.

-La leche materna contiene ácidos grasos que promueven el desarrollo cerebral.

-Aporta beneficios emocionales por el vínculo especial que se desarrolla entre madre e hijo.

-Disminuyen las probabilidades de que desarrollen caries en la dentadura.

Para la mamá:

-Acelera la recuperación después del parto, ya que se produce oxitocina, hormona que ayuda al útero a regresar a su tamaño original después del alumbramiento. Además de que reduce el sangrado postparto.

-Facilita la recuperación del peso, puesto que se consumen muchas calorías.

-Puede disminuir el riesgo de presentar cáncer de mama y de ovario.

-La depresión postparto es menos frecuente, y si se presenta es menos severa. Las hormonas relacionadas con la lactancia proporcionan a la madre una mayor sensación de tranquilidad.

Está comprobado que este espacio entre madres e hijos genera un vínculo único que durará el resto de la vida. 

Asesoramiento: Huggies