Política Martes, 23 de abril de 2019

La justicia sobreseyó a "tuiteros" que habían escrito mensajes contra el presidente Macri

El juez Marcelo Martínez de Giorgi en su fallo consideró que las expresiones no eran amenazas reales sino una manifestación de repudio.

Por Corresponsalía Buenos Aires

“Tales expresiones no tienen por finalidad anunciar un mal real o posible contra la figura del Presidente, sino que, tal como lo han expresado aquellos imputados que han prestado declaración (…), son una forma de manifestación en contra de ciertas circunstancias que acontecieron durante la administración que el Presidente Mauricio Macri lleva a cabo en este país”. Este es uno de los principales párrafos del fallo del juez federal Marcelo Martínez de Giorgi, en el que sobreseyó a cuatro “tuiteros” que habían reproducido una frase insultante contra el presidente Macri. Para el juez, no hubo delito ni intención amenazante contra la figura presidencial.

 

“En el marco de las presentes actuaciones se encuentra debidamente demostrada la falta de entidad de las frases de corte amenazante que fueron publicadas en la red social Twitter por los imputados”, dijo el juez Martínez de Giorgi.

Los sobreseimientos alcanzaron a Ignacio Izaguirre, Vanesa Lofeudo, Carla Latorre y Juan José Ortega. Todos ellos, al ser indagados, dijeron lo mismo: que solo habían hecho “retuits” de un cántico escuchado en las canchas de fútbol y que la intención había sido repudiar las actuaciones del gobierno.

Este fue uno de los mensajes expresados en la red social Twitter contra el presidente Macri

En realidad, fueron mucho más que cuatro “tuiteros” los que reprodujeron mensajes de repudio al presidente Macri. Este modo de protesta se inició después de que la ministra de Seguridad, Patrica Bullrich, ordenara la detención de un joven que en Twitter había escrito “Macri, te vamos a matar, no te va salvar ni la Federal (la 12)”, hecho ocurrido en octubre de 2017. El número es la identificación con la que se conoce a la barra de Boca Juniors. Muchos usuarios de Twitter expresaron su solidaridad replicando el tuit por entender que la detención atacaba la libertad de expresión.

 
 

“Puse esa frase en esa fecha, ya que en esos días había sido detenida una persona que había puesto una frase de similares características en esa misma red social. Cuando salió la noticia respecto de dicha detención miles de personas comenzaron a publicar ese tipo de frases, como forma de protesta contra la detención y solidaridad con la persona detenida. Fue una forma de protesta contra un hecho que me pareció injusto. No fue una amenaza, sino fue una manifestación de apoyo”, dijo Izaguirre al ser indagado por el juez en diciembre de 2018.

Algo similar declaró la tuitera Vanesa Lofeudo ante el juez: “En esos días (octubre de 2017) me enteré que habían detenido a una persona que había publicado una frase parecida a la que publiqué en mi cuenta. Yo publiqué la frase como una forma de manifestarme en contra de la detención de esta persona. Fue una réplica del Tweet que esta persona había publicado, a lo que yo solamente le agregué ‘ahora que nos metan presos a todos’. Quiero explicar que no se trató de una amenaza al presidente, sino que, tal como lo mencioné recientemente, se trató de una forma de manifestarme en contra de la detención de esa persona, ya que me pareció un avasallamiento a la libertad de expresión”.

 

“Las publicaciones de los encartados resultan ser meras expresiones sin ningún tipo de finalidad delictiva, sino que en realidad forman parte de una modalidad de expresar su repudio contra ciertas políticas que se llevan a cabo desde el Estado Nacional, ello sin la intencionalidad de provocar temor público, tumultos o desórdenes y, menos aún lastimar o poner en peligro la integridad física del Presidente de la Nación”, fundamentó el juez Martínez de Giorgi.