Política Sábado, 8 de junio de 2019 | Edición impresa

La Justicia provincial investiga el faltante de $ 500 mil en la UTN 

Hay tres empleados de la sede local sospechados de haber desviado cheques pagados por empresas por servicios que presta la Fundación UTN.

Por Daniel Peralta - dperalta@losandes.com.ar

La Universidad Tecnológica Nacional de Mendoza está en medio de una investigación judicial. En realidad la la lupa está puesta sobre la Fundación UTN, la entidad a través de la cual la institución factura los servicios profesionales que presta. El decano de la facultad, José Balacco, le dijo a Los Andes que presentó la denuncia en la Fiscalía de Delitos Económicos el 24 de mayo. El motivo: descubrieron un faltante de aproximadamente 500 mil pesos.

 

En la mira hay tres empleados. Según el propio decano, uno sería el encargado de recibir los cheques, otro el que los depositaba en el banco y el tercero se encargaba de la conciliación bancaria, es decir era el que cuadraba los números para que no se notara el faltante.

Cuando empezó a trascender la denuncia que hizo Balacco, hubo versiones que vinculaban ese faltante a la investigación judicial que pesa sobre la UTN de La Plata, más específicamente sobre el decano de esa casa de estudios, Carlos Fantini, involucrado en desvío de fondos destinados a ayuda social. En ese caso, los fondos provenían del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, en épocas en que la cartera era conducida por Alicia Kirchner. 

Pero en el caso de la sede Mendoza, el decano explicó que el faltante es por contratos con privados. “Los estados nacional y provincial no pagan por servicios contratados a la UTN con cheques, nos hacen la transferencia. A nosotros se nos perdieron cheques de privados, particularmente de empresas constructoras”, detalló Balacco.

 

La Fundación UTN nació en los ‘90. Eran épocas en las que todas las universidades públicas del país creaban una herramienta para hacer contratos privados y sumar un refuerzo presupuestario. En la actualidad, la fundación de la Tecnológica recauda unos 8 millones de pesos anuales.

Hay contratos con privados y con entes públicos. Balacco puso énfasis en el hecho de que lo que “perdieron” fueron cheques, algo más de una docena. En el mes de febrero detectaron un cheque cuyos valores no habían ingresado a las cuentas de la Fundación. Empezaron una investigación interna y se encontraron con otros cheques de este año. Volvieron para atrás, al 2018, y encontraron otros más. Entonces, se decidió hacer la denuncia penal.

La causa la tiene la fiscal Susana Muscianisi y es el expediente P-31901/19.

 

El caso platense

El énfasis en que fueron cheques de privados no es menor. Es lo que diferencia el extravío en la entidad mendocina del caso de La Plata.

El decano platense Fantini fue procesado por el fiscal Ernesto Kreplak. Se lo acusa de fraude en perjuicio de la administración pública y adulteración de documentos privados en la causa que investiga maniobras con fondos del “Plan Argentina Trabaja”.

La Fundación de la UTN La Plata había firmado convenios con el Ministerio de Desarrollo Social para auditar las tareas de Argentina Trabaja. Se habrían desviado 181 millones de pesos del Estado nacional.

El Programa Argentina Trabaja les daba a los beneficiarios trabajo en cooperativas con capacitación en obra. Se los inscribía como monotributista social y se les pagaba por tareas de limpieza, desmalezamiento y parquización, como así también reparación y pintura de edificios, entre otras.

En el caso de construcciones, eran becarios de la UTN los que cobraban por acreditar la realización de las tareas. En la causa aparecen nombres que nunca habrían participado de ese trabajo, pero los honorarios se cobraron y no fueron los supuestos titulares. 

 

Por eso es que Balacco marcó la diferencia de que no hubo fondos públicos en el caso mendocino.

El dinero  que dona el ex decano Cobos

En los rumores que circularon en los últimos días también se menciona que entre los 500 mil pesos desviados estaría el dinero que dona el ex decano de la UTN Mendoza Julio Cobos de su dieta como senador nacional, que se destinan para becas de alumnos.

El decano José Balacco insistió en que no hay cheques con ese dinero, sino que lo reciben desde una transferencia bancaria.  

Desde el entorno de Cobos confirmaron que es la Cámara de Senadores la que transfiere la plata cada mes.  La dieta del senador se divide entre cuatro facultades que otorgan la beca Ingeniero Huergo: la UNT Mendoza y la de San Rafael, la de Ingeniería y la de Ciencias Agrarias de la UNCuyo.