Espectáculos Domingo, 4 de agosto de 2019 | Edición impresa

La historia también puede ser una divertida broma cantada

“Desconciertados” explora en los movimientos musicales y su origen para extraer de allí el humor y la sonoridad.

Por Lorena Misetich - Especial para Estilo

La sorpresa, el no saber a dónde va el espectáculo es uno de los puntos que se rescatan de “Desconciertados”, el espectáculo de humor y música creado por el actor, cantante y músico Nacho Iribarne.

 

Hace dos años, Iribarne protagonizaba “Están del moño!” una comedia junto a Juan Baez y Ariel Venzano. Y en paralelo dirigía un coro. Fue ahí que surgió la idea de potenciar sus dos facetas en un solo espectáculo.

“Lo que quería hacer es juntar el estilo de humor que estaba haciendo con el trabajo musical de un coro. A principios de 2018 lo escribí, hice la selección de cantantes que debían ser versátiles además de con diferentes rangos vocales. Y finalmente estrenamos el año pasado con una excelente temporada”, cuenta Nacho Iribarne, autor y director del espectáculo que llega a la sala Tajamar en el marco de su gira nacional.

 
Un coro disparatado

Y cuando asociamos humor y música aparece sin querer la obra universal y el estilo inconfundible de Les Luthiers, que para el actor fue una fuente de inspiración irrenunciable.

“Para mí, mi gran influencia en el humor musical es Les Luthiers. Entonces hay un poco de esa clase de humor más pensado, pícaro y familiar”.

 

Pero lo que distingue al engranaje del espectáculo es la búsqueda de canciones tan populares como el “Arroz con leche” y la posibilidad de versionarlas desde una óptica particular. 

“Como director lo que hago es un monólogo introductorio sobre la evolución de la música: pasamos por toda la historia, desde la prehistoria hasta la modernidad, ejemplificando esa evolución. Hacemos diecinueve versiones diferentes del ‘Arroz con leche’, desde el renacimiento, el barroco, el jazz, el rock, la cumbia y el reggaetón”, cuenta el artista.

 

“El Brindis de la Traviata”, una parodia de “Las Cuatro estaciones”, de Vivaldi y jingles publicitarios de todos los tiempos se van sumando a un concierto que no solo tiene arreglos musicales y vocales, sino que la comicidad y el delirio están a la orden del día. 

Una tarea poco sencilla en un coro integrado por treinta cantantes.  

“En lo escénico el humor está marcado en lo gestual, en lo físico. Como se mantiene una estructura de coro era importante que fueran interpretando en lo gestual y corporal para enriquecer el show. Hay algunas escenas con un guion y también el coro actúa e interactúa el coro con el director. Además se suman algunas coreografías”, cuenta sobre la articulación de la música con el trabajo escénico.

 

Un espectáculo que reúne veintisiete canciones con letras desopilantes, para que se diviertan grandes y chicos.

La ficha

Desconciertados 

Dirección coral y texto: Nacho Iribarne.

Día y hora: hoy, a las 20.

Lugar: teatro Tajamar (San Martín 1921, Ciudad).

Entrada: $300. Promoción 2 por $500. En www.tickethoy.com  

Reservas: 261-3439050.