Da La Nota Miércoles, 11 de septiembre de 2019

La dura historia de Santiago Lara, el nuevo presunto hijo de Maradona

El joven platense volvió a aparecer en la TV y reflotó la demanda de filiación que mantiene con el actual entrenador de Gimnasia.

Por Redacción LA

La frenética vida de Diego Armando Maradona no para un segundo. Después de su multitudinaria presentación como entrenador de Gimnasia y Esgrima de La Plata, donde causó una verdadera revolución, un nuevo escándalo apareció en su vida.

Santiago Lara, un joven de 18 años oriundo de la ciudad de las diagonales, volvió a la TV y estuvo en Intrusos para contar su historia familiar y el juicio de filiación que mantiene con el “Diez”. 

 

El que sería el décimo hijo de Diego desconoció su origen hasta su adolescencia: "Me enteré con 13 años. Me crié con mi familia, parte de Marcelo Lara. Cuando fui a comprar el diario a mi abuela, que fui a hacer los mandados, como siempre, vi mi cara en una revista, la revista Pronto en ese momento. Supuesto hijo platense, Santiago Lara". 

"Yo era un chico que no salía, siempre fui cerrado, perfil bajo, pocos amigos, no entendía qué pasaba. O sea, literalmente entré en shock en ese momento. Fui corriendo a mi casa, le pregunté primero a mi abuela porque como te digo, estaba en shock", continuó su relato. 

Santiago Lara contó su historia

Luego, el joven platense explicó que todos en su familia conocían su historia, pero él no porque habían decidido ocultar el tema: "Mi abuela se enojó por como me enteré, llamó a mi papá y mi viejo a mi abogada de ese momento, que estuvo en este caso cuando yo era chico. Me contaron cómo pasó, cómo mi vieja lo conoció". 

Santiago indagó en la historia "hasta que yo le dije que no quería saber, al principio, que era muy chico todavía, no entendía todavía, no iba a querer hacer algo. Hasta que cumplí 16 años, y ahí fue la primera nota que hice pero con toda la revolución que se hizo, toda mi exposición, me encerré y no quise saber más nada", reconoció. 

 

"Es un tema muy viejo, también son muchas cosas que no puedo hablar, no quiero tampoco porque me toca un poco, pero dentro de todo lo que me contaron es cómo se conoció mi madre con Maradona, a través de Ferrito (el empresario platense Carlos Ferro Viera). No sé si los presentó, sé que eran amigos, que se conocían, lo que me contaron a mí", reveló con notable nerviosismo. 

El presunto décimo hijo de Maradona

El muchacho aseguró que nunca quiso profundizar en la relación que unió a su madre, Natalia Garat y Maradona: "Cuando mi mamá falleció yo tenía tres años. Sobre la relación entre Diego y mi mamá no sé mucho porque no quise que me cuenten. Cada vez que me hablan de ella es para saber cómo era, pero de esa relación no sé casi nada. Ya era mucho para mí saber que no era de la familia que creía". 

El chico de 18 años aseguró que todos sabían que el era hijo del ídolo futbolístico: "Era un bebé y aparecían todas las cámaras. Mi viejo me agarró y se fue directamente a lo que sería la Costa, para que yo no aparezca en ningún lado. En ese momento también, por lo que yo sé, Claudia Villafañe saltó como a amenazar a mi papá por teléfono".

 

"Mi mamá y Marcelo en ese momento eran amigos y amigovios. Mi mamá, antes de fallecer, que no podía ni hablar, una semana antes, ya con el cáncer terminal que tenía, le contó como pudo a mi papá. ¿Y él qué iba a hacer, dejarme tirado?", relató Lara. 

Finalmente se refirió a la demanda que mantiene con el ex futbolista por su paternidad: “Antes de fallecer, cuando estaban hablando, empezó el juicio de filiación, y ahí los abogados firmaron y empezó todo”. 

 

Su nuevo defensor legal, José Núñez, completó la información y explicó que "ese juicio quedó inconcluso y ahora se reavivó. Esta en el Juzgado de Familia N°7. Hay una solicitud de ADN para Santiago. Si Diego no lo acepta se puede hacer extensivo a algunos de los familiares. En caso de negativa, el resultado sería que Santiago es hijo de Maradona".