Sociedad Jueves, 16 de enero de 2020

La fiscal que investiga el caso del cordero aseguró que el dueño de la pileta se lo comió

Se trata de Federico Álvarez Castillo, dueño de Etiqueta Negra. El empresario al que le cayó el animal lo sacó del agua y lo cocinó.

Por Redacción LA

El cordero que arrojaron desde un helicóptero hacia la pileta de la casa de Federico Álvarez Castillo, en José Ignacio, ha sido el tema polémico de la semana. Ahora, la  fiscal del caso, Ana Carolina Dean, reveló que el empresario cocinó a la parrilla y se comió el animal luego de sacarlo del agua.

 

Dean habló con el diario el País y reveló la información que maneja del caso en relación a las declaraciones de Álvarez Castillo: “Estaba en su casa, con su familia, escucha el estruendo y cuando sale vio que era un cordero en su piscina”, declaró a la Policía dijo la fiscal y explicó que el empresario y su familia “lo retiraron, lo asaron y lo comieron”.

Por otra parte, la fiscal pidió dar con la identidad del piloto del helicóptero y los tripulantes a bordo. Por lo que contactó a las autoridades aeronáuticas y una vez que sean identificados pidió que sean trasladados a la sede judicial.

 

“Todo indica que fue una broma. Nadie está esperando que llueva un animal del cielo, y esto fue filmado y se escuchan risas en el video. Nadie va a comerse un animal que le tiran de arriba”, sostuvo la fiscal.

El momento en el que tiran el animal a la pileta

En el video que se viralizó se ve como un cordero fue lanzado desde más de 30 metros de altura a la pileta del empresario y una vez que cae, rebalsa la pileta al instante. La reacción de quienes tomaron las imágenes y están dentro del inmueble no es de sorpresa; todo lo contrario, coinciden en una carcajada.

 

Por su parte, Álvarez Castillo dijo que las imágenes fueron registradas por él pero que no estaba al tanto de lo que estaba sucediendo. lo mismo hizo su esposa, la modelo Lara Bernasconi, que publicó en las redes y se comunicó con Los ángeles de la mañana para decir: “Nosotros somos las víctimas”.

 

Según publicó Infobae, luego de que se viralizara la grabación y que el término “Etiqueta Negra” se convirtiera en tendencia en la red social Twitter como consecuencia de las críticas a este repudiable suceso, la marca textil difundió un comunicado firmado por su dueño en el que expresó: “Quiero repudiar este hecho de vandalismo del cual fuimos víctimas mi familia y yo”.