Policiales Martes, 18 de febrero de 2020

La familia de Alan Villouta no quiere un juicio abreviado para el empresario Verdenelli

El fiscal Carlos Torres citó al matrimonio para avisarle que el caso -homicidio culposo- podría terminar en 3 años de prisión en suspenso.

Por Oscar Guillén - oguillen@losandes.com.ar

La familia de Alan Villouta Bazán (21) no aceptó el ofrecimiento de la Fiscalía de Homicidios para que el largo camino judicial que tiene la causa por la muerte del joven termine en un juicio abreviado. Pero como este consentimiento no es vinculante, el fiscal Carlos Torres y el abogado de César Alejandro Verdenelli (45) -el acusado- podrían “cerrar” el caso en un juicio exprés por el cual el empresario no iría a la cárcel.

Ayer, el fiscal Torres citó al matrimonio Villouta para informarle que el caso –caratulado hoy como homicidio culposo– podría terminar en un juicio abreviado que tendría como pena 3 años de prisión en suspenso y 5 años de inhabilitación para conducir autos.

Tal como ocurrió en la audiencia preliminar realizada en diciembre, Andrés y Andrea Villouta, se negaron.

“Le dijimos que no. Ya pasaron dos años y medio y queremos que Verdenelli escuché en un juicio oral y público todo lo que hizo. Queremos que la decisión de una posible condena la tome un juez. Con la promesa de no hacer un abreviado, salimos de la reunión “, dijo a Los Andes Andrea Villouta.

Sea en un juicio oral y público o en un abreviado, el debate tiene fecha: será del 10 al 13 de marzo.

La familia de Alan Villouta pide justicia

Muerte a la salida de La Barraca

En los primeros minutos del sábado 26 de agosto de 2017, el joven Alan Villouta Bazán salió de trabajar en una pizzería de La Barraca a tomar un colectivo para regresar a su casa. Al cruzar el Acceso Sur fue embestido por un vehículo cuyo conductor no se detuvo.

El chico murió en el lugar, donde quedaron un espejo de un vehículo y restos de algunas molduras de color blanco. Según los peritos de Científica, Alan fue golpeado en la pierna izquierda y luego recibió otro golpe con el costado del vehículo.

El domingo, el padre de César Alejandro Verdenelli  entregó a la Policía el Porsche Cayenne de su hijo. Al día siguiente Verdenelli se presentó en Homicidios junto con su abogado.

El empresario Verdenelli es un hombre con “suerte”: desde que se entregó y fue imputado por homicidio simple con dolo eventual -delito que tiene penas que van de los 8 a 25 años de prisión- nunca fue a la cárcel.

Los beneficios del Verdenelli

Tras ser detenido, el empresario pasó 19 días en el Centro Transitorio de Detención, luego le dieron la prisión domiciliaria y tres días antes de Navidad, la Justicia le dio la libertad.

En febrero de 2018 el fiscal de Homicidios Carlos Torres realizó un sustancial cambio de calificación que beneficia al empresario Alejandro Verdenelli (43), imputado por la muerte de Alan Villouta (21).

Verdenelli estaba imputado por homicidio simple con dolo eventual -delitos que tienen pena de 8 a 25 años- y ahora el hecho está calificado como homicidio culposo agravado por la conducción imprudente y antirreglamentaria -figura penal que tiene un castigo de 3 a 6 años. 

En mayo de 2018, el juez Jorge del Pópolo le negó a Alejandro Verdenelli la realización de una “probation”, es decir que la causa no llegue a juicio y que, en contrapartida, cumpla con algunas normas de conductas.

Tampoco se permitió que el delito se extinguiera a través de una “reparación integral”, medida que implica una indemnización económica que, en este caso, está atada a la causa civil que la familia de Villouta lleva contra el empresario.