Salud Miércoles, 5 de febrero de 2020

La confusión entre gluten y bacterias, posible origen de la celiaquía

Investigadores australianos han identificado la exposición bacteriana como un factor de riesgo ambiental potencial.

Investigadores australianos han identificado la exposición bacteriana como un factor de riesgo ambiental potencial en el desarrollo de la enfermedad celíaca, una condición hereditaria de tipo autoinmune.

Aunque se sabe que los factores ambientales son los que desencadenan la enfermedad celíaca en las personas con predisposición genética, todavía no se sabe exactamente cómo funciona.

Este equipo de investigadores ha mostrado, a nivel molecular, cómo los receptores aislados de células T inmunes de pacientes con enfermedad celíaca pueden reconocer los fragmentos de proteínas de ciertas bacterias que imitan los fragmentos de gluten.

La exposición a tales proteínas bacterianas puede estar implicada en la generación de un reconocimiento erróneo del gluten por parte de estas mismas células T cuando los individuos susceptibles consumen cereales que contienen gluten.

Reactividad al gluten

En la enfermedad celíaca se obtiene una reactividad errónea al gluten y hemos proporcionado una prueba de principio de que existe una relación entre las proteínas de gluten y las proteínas que se encuentran en algunas bacterias. Es decir, es posible que el sistema inmune reaccione a las proteínas bacterianas en una respuesta inmunológica normal y, al hacerlo, desarrolle una reacción a las proteínas del gluten porque, para el sistema inmunológico, parecen indistinguibles, como una imitación, explica Hugh Reid, investigador principal de la Universidad de Monash (Australia).

En un artículo científico en la revista Nature Structural and Molecular Biology, el doctor asegura que estos hallazgos podrían conducir eventualmente a enfoques diagnósticos o terapéuticos de la enfermedad celíaca.

Fuente: Consenso Salud