+ Deportes Miércoles, 21 de agosto de 2019 | Edición impresa

La Borravino y su ‘Vieta’ costumbre

Vieta fue decisivo para Chaco, equipo que llevó a Mendoza a jugar por no descender.

Por Redacción LA

Las aspiraciones de Mendoza de competir por el título en el 85° Campeonato Argentino que se disputa en Formosa, finalizó ayer por la tarde tras la derrota 79-68 con Chaco, en lo que fue el encuentro interzonal (A y B) de la segunda jornada. De esta manera, nuestro representativo deberá jugar puestos reclasificatorios para evitar perder la categoría. Una pena teniendo en cuenta las expectativas que tenían los integrantes del plantel, pero que servirá de enseñanza para el resto de sus carreras.

 

Como había sucedido en el juego estreno ante Misiones (derrota 65-63), Mendoza fue de menos a más y se quedó sin reacción en los últimos minutos del juego. Chaco comenzó dominando el marcador en un primer parcial donde Martínez y Vieta fueron sus principales exponentes en ofensiva, mientras que la Borravino buscaba hacer protagonista a Moreno en la zona pintada. En el segundo cuarto hubo una mejoría, pero tampoco alcanzó para que el equipo comenzara a mandar en el resultado.  

 

Cinco puntos abajo (33-38), en el reinicio los chaqueños sacaron a relucir su mejor repertorio y empezaron a llenar de preocupaciones a un rival que seguía errático desde el perímetro y muy “livianito” en defensa. Por eso no extrañó que Chaco comenzara el último parcial 63-50 arriba. La obligación era toda de Mendoza, que por momentos abusó de algunos lanzamientos individuales y que en su propio trapecio permitió segundas oportunidades a un equipo que estaba seguro de la parada. El 79-68 final terminó con el sueño borravino de poder pelearle el título a las potencias. Ahora el objetivo es mantener la categoría para ver si en el futuro se puede trabajar de otra manera para llegar más aceitado a una cita.