Espectáculos Sábado, 9 de noviembre de 2019 | Edición impresa

La Beriso: “No pretendemos gustar a todo el mundo”

El grupo liderado por Rolo Sartorio vuelve a Mendoza para presentar su nuevo disco, “Giras y Madrugadas”.

Por Martín Castillo - mcastillo@losandes.com.ar

Recién llegados desde México, analizando que es la única manera de llevar la música a todos lados (sonando en vivo), La Beriso está de vuelta por estas tierras. Una constante evolución, al menos así, resumen esta parte de su historia que los tiene con un disco nuevo en el que reflexionan acerca de los pasos y momentos de sus recorridos en ruta.

“Giras y Madrugadas” representa además un paso en su profesionalismo: es el primer álbum en el que trabajan sin productor externo. Para el grupo, es un avance en cuanto a la honestidad de su mensaje, que necesitaban para unirse y volver a experimentar lo que vivían en sus primeros compilados.

Rolando Sartorio (voz y guitarra), Emiliano Mansilla (guitarra), Ezequiel Bolli (bajo) y Javier Pandolfi (batería) conforman una de las bandas más convocantes del rock nacional. La Beriso ha logrado mantener a buena parte público de este género que encontró en ellos un resguardo de los sonidos clásicos y simples de la formación guitarra-bajo-batería.

 

Entre las críticas, cambios políticos y los nuevos sonidos, dan a conocer “Giras y Madrugadas”, que cuenta con 13 canciones que hacen un repaso de su viaje por la ruta, sus reflexiones y los cambios dentro de la sociedad. Para entrar en profundidad, Ezequiel Boli atiende el teléfono y se presta para charlar de todo, aunque sea, un poco.

Giras y madrugadas. Es el disco que trae a la banda de nuevo a Mendoza y que implica un repaso del camino recorrido.

-¿Cómo cambiaron las madrugadas a lo largo de los años?

-De mucho aprendizaje. En veinte años en una banda, más allá de lo musical, te pasan un montón de cosas. Vamos juntando ganas de hacer otras cosas y mejorar lo que tenemos. Ésa es la idea que mantenemos hasta ahora: queremos que el disco que viene sea mejor que el anterior y que los shows sean más especiales. Ese objetivo nos hace no dormirnos en los laureles. Eso se lo dejo a alguien que no le guste tanto trabajar y se pueda relajar. 

-¿Por dónde pasó la idea de “Giras y Madrugadas”?

-No se pensó como un disco con un concepto. No somos una banda que prepara 30 temas y elige 10 que van al disco. Como es una banda que está tanto tiempo de gira y todo el tiempo arriba del micro, es algo tan importante en nuestra vida, que era inevitable que sacáramos un disco que tuviera que ver con eso. Nos representaba bastante y tenía que ver con una parte nuestra que todavía no había estado muy presente. Todas las bandas pasan por un momento en que estar tantos momentos lejos, queda reflejado. No hay nadie que no hable de lo que es extrañar su casa. 

 

-¿Cómo ves la posición del rock barrial? ¿Mantiene fórmulas o ha cambiado?

- En Argentina hoy en día nos damos cuenta de que el rock está en un plano más abajo que las cosas que están de moda. Hay un montón de bandas que tienen mucho que mostrar pero la noticia pasa por un famoso que cambió la cortina de baño. Eso te ocupa la mitad de un portal. A las bandas no se les da el lugar que tenían en otro momento, pero siempre fue así. Siempre aparecía algo que estaba más de moda, que parecía que iba a matar al rock, pero hay tantas bandas que se mantiene. En este momento no se le está dando mucha difusión pero tampoco necesitó de eso, encontró su camino.

-¿El rap tomó el lugar más contestatario y el de aquella música que “le pega al sistema”?

- Creo que toda obra artística tiene algo para decir en contra de lo establecido o de lo que esté pasando. Como banda siempre estuvimos a favor de cualquier género que tuviera algo para decir. Por eso nosotros hemos hecho temas hasta de Víctor Heredia, pasando por Walter Giardino que tocó con nosotros en River. En el mismo show estuvieron Los Decadentes. El estilo musical no tiene que ser algo que obligue a actuar de tal o cual manera. 

-¿El rock sigue teniendo una función política importante?

-La sigue teniendo porque cualquier banda puede subir un video desde su casa. No hace falta encerrarse en un estudio. Se volvió a ese trabajo de hormiga que tiene un lugar en la sociedad. La música va encontrando los caminos, entre los cambios de formatos, de modas, más allá de que un estilo esté sobre otro. Ahora el trap está de moda, pero no podemos decir que Snoop Dogg no empezó eso hace 250 mil años. 

-En el tema “Revolución”, plantean que la revolución es el respeto, ¿Por qué creen que es así? ¿Respeto hacia quiénes?

-Creo que toda revolución tiene un cambio, lo más importante es eso. A eso se refiere la canción. Hoy la revolución, ¿qué va a ser? ¿Salir a gritar, a pegarle a alguien, a generar quilombo para que llegue tu mensaje? Eso ya lo está haciendo todo el mundo. El mensaje se pierde adentro de otro y termina siendo lo mismo. Yo creo que para marcar la diferencia se debería trabajar más en el respeto. No hacia la clase política sino mirándonos para adentro como argentinos. Nosotros siempre fuimos una banda que no tuvo banderas políticas y lo seguimos manteniendo hasta el día de hoy. Creemos que la política tiene que ser entre todos los argentinos.

-Corriéndose de la clase política y pensando en medidas, propiamente dichas: ¿creés que lo personal es político?

-Durante muchos años nos han dicho que el que piensa diferente es un monstruo, y creo que todo eso se va a resolver el día que se dejen los fanatismos de lado y se empiece a hablar de lo importante: que no es quién está al mando sino el camino que tiene seguir la Argentina. A partir de ahí va a haber cosas en las que estés de acuerdo y cosas que no.  

 

-¿Qué lugar les toca como banda en la sociedad argentina?

- La banda fue creciendo cada vez más y como todo grupo, le llegan las críticas. Pasamos por muchas y por lo menos a mi manera de pensar, muy injustas. La crítica de “no me gusta la música que vos hacés” está buenísima. No pretendemos gustar a todo el mundo porque no somos Los Beatles. Ni siquiera ellos le gustan a todo el mundo. Muchas veces llegás a una crítica dañina porque te hacés conocido y parece que en Argentina, que te vaya bien, está mal. Pero eso a nosotros nos unió porque sentíamos injustos muchos de esos dichos. Ahora estamos recorriendo el camino de ser fieles a nosotros mismos.
 

La ficha

La Beriso en Mendoza

 
Día y hora: hoy, a las 22.

Lugar: Stadium Arena Maipú (Maza y Emilio Civit, Maipú).

Entradas: desde $ 900 en la boletería del Arena, Ficción  (Lavalle 54, Ciudad) Maxi Mall (San Martín 1468, Ciudad) y www.tuentrada.com