Los Andes 2020 Domingo, 29 de julio de 2018 | Edición impresa

“La asociatividad es clave para las economías regionales”

Carlos Iannizzotto, presidente de Coninagro, participó del ciclo Los Andes 2020 y planteó mejorar la educación y la salud en zonas rurales.

Por Redacción LA

“Un aspecto esencial es el asociativismo, que va más allá del cooperativismo. Es una de las grandes fórmulas para llegar donde el Estado no puede llegar”, dijo Carlos Iannizzotto, presidente de Coninagro (Confederación Intercooperativa Agropecuaria Limitada) al participar del ciclo Los Andes 2020 “Pensando en la Argentina que queremos”.

Según explicó en los videos que se pueden ver en www.losandes.com.ar se trata de una sinergia de lo público con lo privado, a través de la cual “el Estado ofrece las alternativas de maquinaria, la infraestructura física, la tecnología y los productores ponen el mantenimiento, la conservación y gran parte de la construcción de acuerdo a lo que sea”.

 

Desde el punto de vista de Iannizzotto, el esquema de asociación permite que las economías regionales puedan avanzar y de este modo pueda haber un crecimiento en la ruralidad. “La concentración no tiende a dar empleo”, argumentó en el ciclo conducido por Luis García, gerente general de Los Andes.

Para el presidente de Coninagro, una institución que ha vivido 60 años, se necesitan “políticas de Estado que vayan más allá de las elecciones”. Por ello, la entidad está promoviendo una ley de economías regionales para “poder decir que el agro descansa en 3 ó 4 ejes”. “Necesitamos un Estado que planifica y oriente”, apuntó.

Otro aspecto fundamental para Iannizzotto es un financiamiento adecuado para las economías regionales. “Los productores de Francia, Alemania, Italia tienen un sistema financiero pequeño, pero aceitado para poder asistir a los productores”, graficó.

Entre las preocupaciones, describió las desigualdades del campo. Contó que hay lugares donde acceden a la tecnología, conectividad; mientras que hay otros sectores que no han tenido las mismas oportunidades. “En el censo agropecuario se ve una gran expulsión de pequeños y medianos empresarios, y un proceso de concentración muy marcado en la Argentina. Es muy preocupante porque las políticas poblacionales y demográficas que provocan el desarrollo local y el arraigo agrandan el país y la productividad; y también desahogan las problemáticas sociales que sabemos que la Argentina tiene”, apuntó.

En este contexto, el productor propone tres aspectos para tener en cuenta: previsibilidad, un dólar competitivo y tasas que acompañen los procesos de rentabilidad.

 

Asimismo, marcó la necesidad de atender el sistema sanitario y educativo sin descuidar los valores. “La Argentina tiene que tener un régimen de salud que en la medida en que se aleje de la ciudad tiene que ser preventivo, para que a la ciudad lleguen los casos realmente complicados... Si queremos que la gente vuelva al campo y lo tenga como opción de vida, la salud y la educación tiene que tener una atención mínima que evite esa concentración”, especificó a la vez que detalló que las escuelas deberían adecuarse a la cultura de la zona y puso como ejemplo un modelo francés que se replica en una escuela de Medrano. Son escuelas de alternancia, donde los alumnos alternan 15 días de trabajo con 15 días de clases.

“Escuelas de esa naturaleza apoyan al joven para que pueda seguir vinculado a sus raíces y lo capacita para que pueda competir en las nuevas tecnologías”, insistió Iannizzotto.