Policiales Miércoles, 11 de diciembre de 2019 | Edición impresa

Juzgan al acusado de degollar a un joven en un asalto en el Centro

Jorge Funes llegó a debate oral por un atraco ocurrido el año pasado. Este jueves puede haber sentencia.

Por Ariel Cubells - Especial para Los Andes

Hace poco más de un año, un joven salvaba milagrosamente su vida, tras haber sido víctima de la inseguridad. El hecho tuvo características particulares ya que este muchacho fue violentamente atacado por un ladrón que le robó el celular en pleno Centro mendocino y, para lograr su cometido, lo degolló. El caso ayer llegó a juicio, con un acusado que arriesga hasta 15 años de prisión. 

El asalto ocurrió en la madrugada del 24 de octubre de 2018, en la esquina de San Martín y Alem, de Ciudad. Por allí caminaba Jonathan Cuni (25) cuando fue sorprendido por un delincuente que lo abordó con un arma blanca y que le pidió el celular. La escena fue demasiado violenta y terminó con el malviviente apuñalándolo en el cuello y escapando con el botín. 

 

El muchacho herido fue trasladado de urgencia al hospital Central y allí permaneció varios días en grave estado; afortunadamente los médicos pudieron salvarlo y se recuperó. El presunto agresor caería rápidamente, ya que horas después del hecho cometería otro robo en el Centro y la Policía lo arrestaría.

El sospechoso fue identificado como Jorge Maximiliano Funes (24), y su vinculación en el asalto contra Cuni se confirmaría en los meses siguientes a través de la intervención de teléfonos. Más allá de este dato, el celular robado no fue recuperado. 

La prueba más contundente en contra del detenido es que fue señalado por la propia víctima en una rueda de reconocimiento. Con estos elementos y otros indicios la investigación avanzaría con el acusado preso e imputado por homicidio criminis causa en grado de tentativa. Es decir, hubo un intento de matar para ocultar el robo. 

 

El acusado no declaró 

Este martes llegó el momento del debate oral y público. En la primera jornada declaró el joven apuñalado, quien recordó el momento y dio detalles ante el fiscal Gustavo Pirrello y el juez Alejandro Miguel. Explicó que mientras tomaba una cerveza con un amigo en un bar de la zona advirtió la presencia de Funes quien, al retirarse, lo siguió hasta asaltarlo y acuchillarlo. 

También en esta primera audiencia dieron su testimonio los policías que participaron del procedimiento y efectivos que realizaron en aquella noche el seguimiento de las cámaras del CEO (Centro Estratégico de Operaciones). Funes, hasta el momento y por recomendación de su abogado defensor, no ha declarado. 

 

El juicio continuará mañana y está previsto que se presenten las últimas pruebas y que se pase a la etapa de alegatos. Incluso, podría haber sentencia este jueves, dependiendo de los tiempos. Antes, el sospechoso tendrá nuevamente la posibilidad de dar su versión respecto de la acusación. 

El imputado puede recibir una condena de entre 10 y 15 años, teniendo en cuenta el delito que le endilgan y por ser una tentativa. En el caso de que la víctima hubiera perdido la vida, la posible pena hubiera sido de prisión perpetua.