Espectáculos Miércoles, 4 de septiembre de 2019 | Edición impresa

“Juntos para siempre”  Ese hit que ahora todos cantan

Los músicos están promocionando sus shows de este año en la Argentina.

Por Redacción LA

Como parte de la promoción de “Juntos para siempre”, el show que dará el 8 de noviembre en el Luna Park, Alejandro Lerner subió a las redes sociales un “adelanto” que causó furor entre sus seguidores: un video en el que se lo ve cantando junto a Andrés Calamaro el tema que hacía de cortina de “La banda del Golden Rocket”, gran éxito de la televisión a principios de los años ‘90.

 

“Vivimos una historia sin final, el mismo sentimiento... Y así estaremos juntos, soñando un nuevo mundo, un juego compartido y singular”, cantan Lerner y Calamaro en un estudio de grabación. En la versión original, a Lerner lo acompaña Carlos Mellino.

“Fav si pensás que esta versión de ‘Juntos para siempre’, de Lerner y Calamaro merece, al menos, un capítulo especial de ‘La banda del Golden Rocket’, con elenco original, casi 30 años después”, escribió uno de los usuarios de Twitter (¿acaso estarán tanteando si las audiencias piden este retorno?).

 

Protagonizada por Adrián Suar, Diego Torres y Fabián Vena, “La banda del Golden Rocket” contó la historia de tres primos que vivieron y crecieron separados y se reencontraron cuando heredaron de su abuelo un auto antiguo, un Golden Rocket 88 modelo 1957.

La abuela de la ficción era, a su vez, Nelly Beltrán. Y el elenco se completaba con artistas que, con el tiempo, también se convirtieron en grandes figuras, como Germán Palacios o Eleonora Wexler.

Durante tres temporadas, de 1991 a 1993, el programa marcó altos picos de audiencia: tuvo un promedio de 30 puntos de rating. Y, se ve, todavía sigue causando nostalgia entre sus fans.

 

Al mismo tiempo, Calamaro también se prepara con entusiasmo para reencontrarse con el público argentino. A partir del 17 de octubre, en Tucumán, el músico presentará su nuevo álbum, “Cargar la suerte”, y también hará clásicos de su extensa trayectoria. En la ciudad de Buenos Aires lo hará el 5 de diciembre. Después de ese show inicial -y de haber actuado en varios países del continente-, tocará en Córdoba y Corrientes (entre otras ciudades que no incluyen a Mendoza pero sí a San Juan, el 23 de noviembre en el Estadio Cantoni) para llegar el 5 de diciembre al Buenos Aires Arena.

 

Lerner, imparable

El cantautor argentino no sólo se acaba de convertir en hitazo de Youtube sino que viene haciendo ruido mediático muy fuerte, con varias colaboraciones artísticas importantes. Es que así como canta con Calamaro en este video, hay que contar que fue convocado por el exitosísimo músico canadiense Gino Vannelli, una de las figuras más relevantes de la escena de los ‘70 y ‘80, para llevar al castellano uno de sus temas. 

La admiración de Lerner por Vannelli es algo que viene de muy lejos. El cantante y compositor canadiense marcó a fuego a toda una generación, al menos en el terreno del pop, y el cantautor argentino no fue inmune a sus influencias. Éxitos como “I Just Wanna Stop”, “Brother to Brother”, “Black Cars” y “Wild Horses”, entre otros, dejaron una huella que no pocos transitaron en busca de su propio sonido y voz.

 

Hace unos años Lerner se encontró con Vannelli, y juntos se fueron a Portland, a trabajar codo a codo en su estudio. Por eso no es extraño que haya sido convocado nuevamente por su ídolo, para darle forma a una versión en castellano de “Road to Redemption”, que se convirtió en “Camino del perdón”, cuyo video se estrenó -también en Youtube- a fines de agosto, con el músico argentino al piano y marcando cada frase del tema, mientras con su particular pronunciación Vannelli corona una nueva balada con pronóstico de hit. 

“Siempre ha sido una pasión mía para cantar en diferentes idiomas. A veces me he extendido a un punto de ruptura. Por esta razón es fundamental encontrar a alguien que entienda por completo lo que fue escrito originalmente con el fin de contar la historia en un nuevo idioma”, explicó Vannelli, acerca de la convocatoria a Lerner.

 

El estreno coincidió con el anuncio de la presentación de Alejandro en el Luna Park, con su show de realidad aumentada “Juntos para siempre”; que ahora se volvió viral con el recuerdito vintage de los “Golden Rocket”.

Calamaro, se acerca

En “My mafia”, uno de los puntos altos de “Cargar la suerte”, el disco que presentará en gira por el país de octubre a diciembre, Andrés Camalaro expresa: “Cuando ladra la moral/ en modal inquisición/ me corresponde cantar/ a la libertad”. 

Puesta en práctica en su discurso social (o de redes sociales), esa opción del músico ofende tanto a progresistas como a conservadores, y lo convierte en una “piedra en el zapato”.

 

Además de su (sobre) exposición virtual, Andrés Calamaro ha tensado el ambiente en las entrevistas promocionales de “Cargar la suerte”; en intercambios nada solemnes en los que ha dejado textuales que, entre otras cosas, lo convirtieron en enemigo público del movimiento feminista. De hecho, Marilina Bertoldi disparó munición gruesa contra él al momento de ganar su Gardel de Oro aquí en Mendoza durante el mes de mayo.

Él, reflexiona: “En mi familia somos feministas hace 100 años. No existen construcciones machistas, somos un reducto feminista desde el siglo pasado. El gran patriarcado oprime a hombres y mujeres. No me gusta más un artista por el hecho de ser hombre. Entiendo los discursos moderados pero hay que hablar más en serio que una polémica de 15 minutos en internet social. Me comuniqué con Marilina y me puse a sus órdenes. Los músicos nos respetamos y nos ayudamos en todo lo oportuno”

Y en las entrevistas, aunque viva en España, también se muestra preocupado por la realidad nacional. Pero afirma que “Los asuntos políticos no me corren el eje”.

 

Hace pocos meses se cumplieron 20 años del disco “Honestidad brutal” y en breve el calendario nos obligará a celebrar la misma cantidad de años de la edición de “El Salmón”. Son dos discos desafiantes, no sólo por la cantidad (y calidad) de música que contienen, sino porque serían inconcebibles de acuerdo a los consumos culturales de un presente de singles urbanos, editados a cada minuto y escaso de álbumes conceptuales.

“Los años terminados en nueve son el aniversario de demasiadas cosas y de muchos discos buenos. ‘El Salmón’ es nuestro ‘Moby Dick’. Pero ‘Honestidad Brutal’ es más que el disco, fue un año entero de grabaciones insólitas, entre comprometidas y de hedonismo extremo. Pusimos mucha carne en la parrilla”, revisó el músico. 

 

Andrés Calamaro está inmerso en su gira, que arrancó en España este año. “Esperamos lo que viene de la gira con muchas ganas y alegría. Los 15 recitales que hicimos en España fueron muy buenos y triunfos. Nos presentamos como músicos comprometidos. Fuera de alguna ‘ida de olla’ del servidor, fuimos muy respetuosos con el público. Estamos encantados con la gira que viene, cantar en América es un planazo”.