+ Deportes Martes, 18 de junio de 2019 | Edición impresa

Junín impulsa el desarrollo de la actividad

Un centenar de jugadoras, desde la categoría Mosquito hasta la A1, trabajan para formar y fortalecer este deporte en la rama femenina. 

Por Redacción LA

Junín es uno de los departamentos del Este mendocino que más le ha dado al básquet mendocino, no sólo en la rama masculina, sino también en la femenina. Y ha crecido tanto que el semillero se nutre de nenas de categorías mosquito, premini, mini, a jóvenes de la U13, U15, U17, que son las bases de la A-2 y A-1, para las competencias de Primera.

 

En este plan de desarrollo del básquetbol juninense se apuesta a las niñas, al futuro y a la buena base inicial. Y gracias a un trabajo mancomunado con las instituciones y los entrenadores, un centenar de jugadoras pueden disfrutar de este deporte de equipo, aprendiendo valores fundamentalmente, identidad y pertenencia del club.

Las jugadoras vienen de la fusión de Junín y La Colonia, y en las inferiores son alrededor de 60 niñas federadas y no federadas que comparten momentos desde lo recreativo a lo técnico y participan de las competencias. 

 

En la U13, una categoría que promociona a niñas de mini, las nenas van tomando experiencia dentro de la cancha. Así se logra renovación para seguir sumando en las otras divisiones formativas. Lo mismo sucede con la U15. Este grupo cuenta con mayor convocatoria y se propone para el actual torneo Apertura superar la tercera posición en la que se encuentra, aún con un partido menos, para llegar a la final.

En la U17, también nutrido por chicas de categoría inferior, se impone ya en las copetencias domésticas. El año pasado se quedó con el Campeonato Mendocino. Este año, con equipo renovado, clasificaron para los cuartos de final. 

 

Ya en Primera, en la A2, cuenta con jugadoras de 19 y promocionadas de la U17 e incluso de la U15. La idea es que las jugadoras uean dos o tres categorías simultáneamente durante la semana. El objetivo, el ascenso.

Y la A1, Junín es un equipo nuevo. Se rearmó hace dos temporadas, con Darío Toledo como entrenador, y ex jugadoras de la institución que volvieron a creer en un proyecto deportivo. En la zona Este es el único club que juega en esta categoría. Marcha último en una zona donde se enfrentan contra otros clubes que cuentan con equipos de mucho rodaje deportivo.

 

Junín recuperó el básquet, recuperó a las chicas y ellas quieren seguir creciendo.