Espectáculos Miércoles, 22 de mayo de 2019

Julio Iglesias está próximo a hacerse las pruebas de ADN

El artista español deberá someterse al estudio para confirmar el parentesco con su supuesto hijo Javier Sánchez-Santos.

Por Télam

Julio Iglesias se someterá a la prueba de ADN para confirmar el parentesco con su supuesto hijo Javier Sánchez-Santos, si el juzgado que lleva el caso en la ciudad de Valencia descarta el sobreseimiento, por estar ya juzgada la causa, y sigue adelante el proceso.

Ese juzgado analizará el próximo 30 de mayo la demanda de paternidad interpuesta por el supuesto hijo del cantante y compositor español Iglesias, la tercera en los últimos 28 años.

 

"Nosotros mantenemos que el asunto ya está juzgado en varios procedimientos anteriores, en un total de tres: dos en Valencia (1991 y 1992) y uno en Marbella en 2004", detalló a EFE el abogado del artista, Fernando Falomir, cuyo despacho intervino en todos ellos.

En el primer procedimiento no se incluyó como demandado al padre legal de Javier Sánchez-Santos, como era preceptivo legalmente, por lo que la causa fue sobreseída; y en el segundo se admitió la paternidad de Iglesias en primera instancia, pero la Audiencia Provincial, en segunda instancia, revocó esta decisión y, a continuación, el Tribunal Supremo e incluso el Constitucional reforzaron esta resolución.

 

La tercera demanda de paternidad de Javier Sánchez-Santos se presentó en Marbella (Málaga, sur) y en esta ocasión el juez consideró que el asunto estaba ya juzgado y no siguió con el proceso.

"La novedad en esta ocasión es una prueba genética -que el abogado de Sánchez-Santos obtuvo, a través de un detective, en Miami (EE.UU), en los restos de la basura de Julio José, hijo de Iglesias-, que nosotros cuestionamos, tanto la forma en la que se obtuvo la prueba como el análisis en sí mismo", reveló Falomir.

 

El abogado admitió a EFE que el juez instó al astro de la canción romántica, de 75 años, a repetir esta prueba "con todas las garantías judiciales", pero su defensa le aconsejó esperar a que el juez se pronuncie sobre si están ante una cosa juzgada o no.