Da La Nota Viernes, 8 de noviembre de 2019

Tras la dura denuncia, Julieta Prandi firmó el divorcio con Claudio Contardi

“Él no se quería separar, es increíble”, lamentó la modelo. Los conflictos continúan.

Por Redacción LA

Julieta Prandi estuvo 10 años junto a Claudio Contardi, el papá de sus dos hijos, Mateo y Rocco, y tras la escandalosa separación, ellos firmaron el divorcio. "Estoy bien, estoy fuerte, es como volver a nacer, un año con muchos cambios", dijo la modelo, que denunció al empresario por violencia familiar .

 

"Recuperé mi libertad y mi vida, pero es un divorcio complicado. La sentencia ya salió, oficialmente estoy divorciada, pero están todas las cuestiones de público conocimiento en el medio", reveló en el programa "Hay que ver".

"Presenté la demanda de divorcio en diciembre, fue unilateral. Se coordinaron algunas cosas y en lo único que nos pusimos de acuerdo fue en firmar el divorcio en esa audiencia. Tenemos un régimen (de visitas de los hijos), a raíz de mi denuncia por violencia familiar no hay pernocte en la casa del papá y hay una restricción perimetral vigente hasta el 18 de noviembre", sumó la rubia.

 

En la entrevista que le hicieron José María Listorti y Denise Dumas, la también actriz volvió a contar los momentos duros que soportó: "Tuve mucho miedo... Miedo a que me lastime, por supuesto. Era una persona que me insultaba, me degradaba, me amenazaba. Hay amenazas específicas que están en mi demanda de divorcio, pero siempre hubo una degradación permanente".

Prandi

Y sobre los conflictos que tiene por los bienes conyugales, Prandi explicó que Contardi "alquiló una casa en Escobar y cobró todo por adelantado" sin su permiso y que no le permiten entrar al barrio privado en el cual está el inmueble por orden de su ex.

"Las propiedades forman parte de la masa indivisible de bienes de una sociedad conyugal. Ni él ni yo podemos hacer uso de las casas sin el consentimiento del otro. Él no tiene derecho de disponer de ninguna de mis propiedades”, afirmó. “Él no se quería separar, es increíble porque está en pareja desde hace mucho tiempo. Él quería las casas, los bienes, las cuentas. Incluso tuve que revocar un poder económico administrativo", comentó Julieta.

 

"También teníamos un restaurante en Pinamar, que está cerrado hace dos años y medio. Tiene una deuda y no pagó los alquileres, como el contrato está a mi nombre, la deuda es del matrimonio, pero me la podrían exigir a mí, de hecho estoy hablando con la gente del local para deshabitar ese local y saldar la deuda. Él se presentó con su abogada a hablar con el dueño del local para pedirles que me mande una carta documento porque el contrato está a mi nombre", compartió.

Prandi