Política Miércoles, 17 de abril de 2019

Juicio a Lobos: dudas sobre el informe de un perito que analizó la firma del ex intendente

Se registraron errores en unos documentos en los que se realizaron los trabajos del especialista del Cuerpo Médico Forense.

Por Redacción LA

Pasó la segunda jornada del juicio a Luis Lobos, ex concejal a cargo de la intendencia de Guaymallén, acusado, junto a su esposa Claudia Sgró, de Administración Fraudulenta entre los años 2011 y 2015.

Puntualmente se sospecha que se contrató a personal en el municipio sin el propio conocimiento de ellos, y que también cobró parte de sus salarios.

Sin embargo, posibles errores en una de las pericias podría hacer caer una de las pruebas pedidas por la propia fiscalía. Se trata del trabajo que realizó uno de los peritos calígrafos del Cuerpo Médico Forense, Sergio Montano, quien tuvo que comprobar si las firmas realizadas en algunos de los decretos que determinaban el nuevo personal en Guaymallén fueron o no firmados por el propio Lobos.

Orlando Pelichotti / Los Andes

El especialista había determinado que en las pruebas que le tocó realizar en base a una serie de decretos, los mismos “fueron firmados” por Lobos. “Está fundamentado técnicamente, hay certeza absoluta luego de haber analizado los documentos”, detalló.

Sin embargo, tras unas preguntas que realizó el abogado defensor, Fernando Luquez, el perito no pudo determinar si los decretos presentados como pruebas fueron efectivamente los que él analizó, ya que si bien los números de los decretos, que estaban fotocopiados en las pruebas judiciales, eran los mismos, no tenían la misma fecha ni la misma cantidad de artículos que los que él especificó en su trabajo para este juicio.

 

De esta manera, desde la Fiscalía indicaron al Tribunal Colegiado, integrado por los jueces Jorge Luis Del Pópolo, Ezequiel Crivelli y Marcelo Gutiérrez de Barrio, que entregarán los decretos originales, que estaban en su momento en manos del Municipio, para contrastar si realmente eran los que peritó el especialista del Cuerpo Médico Forense.

En tanto, la querella restó importancia a la prueba, ya que indicó a Los Andes que solamente se trata de resoluciones sobre los traslados de Laura Fara y Pablo Müller, las dos supuestas víctimas que fueron dadas de alta sin su conocimiento en la Municipalidad, pero no sobre los propios nombramientos.

Orlando Pelichotti / Los Andes

“Hubo un error, se peritaron resoluciones en vez de decretos”, acotaron, pero destacaron que las firmas en los decretos 711/14 (donde se nombró a Müller), como el 1.127/15 (en el que se los pasó a planta), fueron reconocidas por Lobos, y que esas son las pruebas cruciales.

Por otro lado, también declaró la presidenta del Concejo Deliberante, Evelin Pérez, quien fue una de las primeras funcionarias de Guaymallén en hablar con Laura Fara.

“Se acercó a hablar porque estaba asustada por una situación personal. Nos contó que estaba desde hacía poco en el Municipio pero que cuando fue a cobrar el bono de sueldo habían cosas que no le cerraban. Se enteró que era empleada desde hacía mucho antes”, detalló Pérez.

No obstante, hubo relatos cruzados entre lo que dijo Fara en su momento y la concejal Pérez, sobre todo en quién había dado la noticia a la propia empleada doméstica sobre su nuevo trabajo en la Municipalidad. Mientras Fara destacó que fue María Elena Fernández (suegra de Lobos) la que le había dado esa “buena noticia”, Pérez recordó que le dijo que había sido la propia Claudia Sgró.

Cómo sigue

Por el fin de semana largo de Pascuas, la próxima jornada recién será este lunes. Ahí se prestará declaración de Pablo Raddi, que es el director de Control y Gestión del Municipio. El funcionario fue uno de los que encabezó la auditoría que determinó una serie de empleados “fantasma” en el municipio. También se interrogará a Claudia Videla, una de las empleadas de Raddi.

Por último, es una incógnita qué ocurrirá con Adriana Pronko, una de las peritos que participó junto a Montano, de los análisis de las firmas de Lobos. Para la parte acusadora esa prueba no tendría efectos, por lo que podrían desistir de la declaración de la especialista caligráfica.