Policiales Lunes, 8 de abril de 2019

Juicio por Flor Di Marco: la madre de la nena negó saber que su pareja abusaba de su hija

Carina Di Marco declaró en el inicio del debate. Está imputada como encubridora de las violaciones que sufrió la niña, asesinada en San Luis

Por Redacción LA

En un juicio que concentra la atención nacional y en especial la de Mendoza por ser la víctima una niña que nació en la provincia, este lunes en San Luis se produjo una de los acontecimientos centrales en el debate que afronta Carina Di Marco (35), la madre de Florencia Di Marco (12), asesinada en marzo del 2017. Esta mujer llegó al banquillo de los acusados por el presunto encubrimiento de los abusos que sufrió la menor antes de que la matara su padrastro. 

La sospechosa es la única persona que será juzgada por los tremendos hechos que se conocieron hace dos años, ya que Lucas Gómez (32), quien estuvo preso como posible autor material del crimen, se suicidó en la cárcel un par de meses después de que había comenzado la investigación. 

La pesquisa fue avanzando y Carina Di Marco también quedó detenida e imputada como partícipe necesaria por omisión de "abuso sexual con acceso carnal tríplemente agravado". Para los investigadores, ella sabía que su pareja abusaba de su hija y lo ocultó. 

 

Este lunes comenzó a ser juzgada e hizo uso de su posibilidad de declarar. Según informa el diario La República en su portal, se quebró y lloró al menos dos veces antes los jueces de la Cámara Penal 2: la primera fue cuando la secretaria de cámara leyó la acusación en su contra, en la que piden la condenen a 17 años de cárcel. 

La primera jornada del juicio. Gentileza diario La República

Antes, karina  Mantelli, abogada de la imputada, pidió la nulidad del juicio por considerar que hubo fallas en el auto de procesamiento de la jueza Virginia Palacios, que encarceló a la acusada y que, consecuentemente, todas las acciones posteriores no tienen validez legal.

Mantelli también cuestionó la requisitoria del fiscal Esteban Roche al sugerir que es una copia textual del documento de Palacios, a quien le reprocha no haber aclarado debidamente el delito por el que la acusa  y que por ello estaría vulnerado el principio de legalidad.

 

El tribunal, presidido por Hugo Saá Petrino e integrado por Fernando De Viana y Gustavo Miranda Folch, pidió un cuarto intermedio para deliberar esa cuestión, que finalmente definirá antes de la sentencia, por lo que abrieron la etapa probatoria con la declaración de Di Marco.

En líneas generales, la mujer negó rotundamente saber que Florencia era abusada por  Gómez y que de haberlo sabido  hoy tendría a su hija con ella y no “en un cajón”.

Luego repasó su historia con su pareja  y dio detalles de cómo era la vida que la familia llevaba en Mendoza antes de mudarse a San Luis.

Fotoreporter

En su testimonio describió a Florencia como una nena muy callada y tímida, aunque aclaró que entre ambas había buena comunicación y que ella jamás  le sugirió algo malo de su padrastro. Tampoco  notó un signo que le llevara a sospechar lo que hacía el hombre.

Si bien un estudio forense reveló que la víctima  tenía indicios de abuso de vieja data, Di Marco está acusada de ser partícipe necesaria de un solo hecho. Su vinculación se generó luego de que trascendieran testimonios de maestras que la víctima tuvo en Mendoza y que aseguraron que Carina estaba al tanto de lo que Gómez hacía con la pequeña. 

 

“Lo único que pido es que se haga justicia para que mi hija descanse en paz, y que Dios se encargue del resto”, dijo la imputada ante el tribunal, que este martes abrirá una nueva audiencia. Se espera que durante el debate una cantidad importante de testigos, entre ellos una mujer de Palmira que fue maestra de Florencia en sus primeros años de escuela y cuyo testomonio inicial resultó clave para la investigación que ahora llegó a juicio. 

La menor nació en Junín y luego se fue a vivir a San Luis con su familia. Su cuerpo apareció el 24 de marzo del 2017 debajo de un puente en las afueras de la localidad Saladillo. 

 La autopsia señaló que dos días antes (cuando desapareció) había sufrido un brutal ataque sexual. Luego fue estrangulada con un lazo que le rompió la tráquea. El material genético hallado en su cuerpo era el de su padrastro, quien había denunciado su desaparición, mientras Carina Di Marco estaba internada por dar a luz asu tercer hijo. La pericías también revelaron en Florencia violaciones de mucho tiempo antes.