+ Deportes Martes, 5 de febrero de 2019 | Edición impresa

Juan Antonio Munafo: “Jugar una Eurocopa fue una sensación hermosa, ojalá se repita”

El mendocino representó a Italia en el último Championship Europeo U21 de hockey indoor.

Por Aldo Gatica - agatica@losandes.com.ar

Juan Antonio Munafo Horta es uno de los tantos argentinos que decidió radicarse en el extranjero, buscando un mejor porvenir. Lo hizo junto a sus padres, en España, tierra donde buscó seguir ligado al deporte que más le gusta: el hockey sobre césped.

Incursionó en el fútbol de salón en el Club Alemán, donde hizo las bases de una vida deportiva que en la actualidad lo tiene compitiendo al más alto nivel europeo, pero en una disciplina que en Argentina busca ganar terreno: Hockey Indoor. Cuenta la historia que este deporte comenzó en Alemania en la década del ‘50 y que luego se extendió por otras naciones del Viejo Continente. Bélgica lo adoptó como una variante del hockey tradicional, mientras que en el país teutón, la temporada se divide en césped e indoor. Toto, como se lo apoda a Munafo, también practicó tenis, hasta que un día decidió inclinarse por el hockey.

 

Desde ese momento no cambió más. Su pasión estaba con la bocha y el stick, con los cuales logró hace un par de años ser campeón argentino con Alemán. Luego se radicó en suelo español, donde jugó para San Vicente del Raspeig (Alicante), pero como el club le quedaba a más de una hora de viaje, decidió parar unos meses hasta que un amigo, también mendocino -Lalo García- se comunicó con él y lo tentó para que jugara en Italia, en el mismo equipo donde  también estaba Fernando Redini, otro valor de Mendoza que muestra su calidad en la península.

Orgullosos. Papá y mamá Munafo, junto a Juan Manuel. | Gentileza

Fue un año especial para Juan Antonio. Después de conocer al presidente del club UHC Adige, quiso radicarse en esa patria, donde vive con Agustín Rodríguez, quien tiempo atrás reemplazó en el equipo a García. Las buenas temporadas que realizó Munafo lo llevaron a ser considerado uno de los mejores en su puesto, tal es así que tiempo después fue convocado para la Selección italiana que se preparaba para la Eurocopa U21. Precisamente desde Italia, Toto habló con Más Deportes y no sólo nos habló de su presente, sino que además confió que volverá a nuestra provincia para continuar con su historia en el hockey.

“En el campeonato Italiano hay bastantes argentinos, en ambas ramas. Italia creció mucho y todo es profesional”, dice Juan Antonio. “Ahora estamos jugando hockey indoor. Se hacen varias concentraciones donde jugás dos partidos por cada uno de esos turnos. Es un torneo que se juega de ida y vuelta. En esta oportunidad son 6 equipos y los primeros 4 van a la final, en tanto que los restantes dos descienden de categoría”, agregó.

-Este tipo de disciplina se puede practicar en Argentina ¿qué faltaría?

-En nuestro país se juega  en el Sur porque es donde hace más frío y justamente este deporte se hace para cuando llega el invierno, porque se juega bajo techo. Claro que se puede jugar en nuestro país. Hace falta practicar más y sentar bases en los clubes.

-Estuviste seleccionado para Italia ¿cómo se dio esa convocatoria?

-Sí, para la Euro Hockey Indoor Junior Championship. Fue una sensación hermosa, ojalá se repita. Me escribió el presidente de nuestro club y me puso ‘felicitaciones y la bandera de Italia’. Le pregunté por qué felicitaciones, y me dijo que habían desde la Federación Italiana habían enviado un correo electrónico preguntando si daba mi disponibilidad para jugar con ellos. Ese día no me lo creía. Ni lo dudé.

 

-¿Qué diferencias hay con el hockey tradicional?

-El hockey césped se juega en una cancha grande, 11 contra 11 y sobre pasto. Ahí la bocha se puede levantar y no es foul al menos que sea jugada peligrosa. Y en indoor cambia mucho, es más táctico para atacar y defender. La bocha se levanta únicamente para tirar al arco. Se juega con unas tablas en las líneas laterales que se pueden usar para hacer continuar el juego.

Son cinco jugadores de campo y el arquero, en una cancha parecida a la de fútbol de salón.

-Tenés pensado volver a jugar en Mendoza

-Sí, extraño mucho jugar en mi club (Alemán). En un par de añitos estoy por allá (risas).

-Cuando no jugás ¿en qué cosas ocupás tu tiempo?

-Con Fernando Redini y Agustín Rodríguez entrenamos a las divisiones inferiores de los clubes de hockey que están acá cerca (HC Riva, HC Limone y UHC Adige) y también vamos a escuelas para mostrar nuestro deporte y traer a quienes le gustaría probarse en entrenamientos.

-Costó adaptarse de un sistema de competencia a otro

-Más o menos porque saber jugar hockey césped te ayuda mucho para el indoor, lo que me costó mucho aprender los movimientos que teníamos que hacer para marcar o atacar, porque no tienen nada que ver con el hockey tradicional.

 

-Y en cuanto a la adaptación, a las costumbres de otro país…

-No fue difícil mis dos amigos vivían acá. La gente es  especial y se brinda a los demás. Al principio me costó porque no sabía hablar italiano, me hicieron una bienvenida con una mesa grande y no entendía nada. Al otro día me puse a estudiar verbos en italiano porque no me había gustado no poder expresarme en esa reunión. Con el pasar del tiempo fui aprendiendo más con mis alumnitos y compañeros.

-¿Qué te dice tu familia?

-Respetan lo que hago. Están muy contentos. Somos una familia de deportistas. Por ejemplo, otro de mis otros hermanos (Juan Manuel) es futbolista y se desempeña en el Asteras Tripolis de Grecia