Espectáculos Jueves, 5 de septiembre de 2019 | Edición impresa

IT. Capítulo 2: algunas claves para su visionado

Los Muschietti pasaron por la Argentina para presentar “It. Capítulo 2” y Estilo estuvo ahí.

Por Lorena Cancela - Especial para Estilo

"It. Capítulo 2” está aquí. La segunda y última entrega de la transposición fílmica de la novela de Stephen King dirigida por el argentino Andy Muschietti se acaba de estrenar en la Argentina. Logros tiene muchísimos. Y junto a ellos una expectativa planetaria, combinada con una aceitada estrategia de difusión, sostenida por todos los que forman parte del filme: el director, su hermana y productora Bárbara, los fans a lo largo y ancho del planeta y el mismísimo Sr. King que ha dicho en distintas oportunidades que le encanta cómo Muschietti recrea su historia. Y le gusta tanto que aparece en la película en una escena (no somos de spoilear así que no diremos en cual) que a los argentinos los hará delirar de gozo y seguramente generará infinidad de comentarios y memes en redes de aquí en más. Dirá Andy sobre el aclamado novelista en la presentación de “It. Capítulo 2” en el país: “Stephen tuvo una influencia en mí como cineasta. Crecí leyéndolo y aprendí de él cómo se cuenta una historia. Él hizo un libro fascinante, por eso tanta gente es fanática. Es inmersivo, es una experiencia que trasmite el amor por los personajes, por los detalles, por las descripciones y logra cautivarte. Es un libro largo y no significa que cada cosa que cuente sea esencial para la historia. A la hora de condensar la historia e identificar el esqueleto es bastante fácil adaptarlo a un formato cinematográfico o de guión”.

Trailer IT 2

El resultado es una película dinámica que va y viene del pasado al presente. Para aquellos que aún no han ingresado a este universo recordemos que “It” es una fuerza maléfica que secuestra y asesina niños. Esta fuerza toma la forma de payaso (Pennywise) aunque, en la novela, éste es solo uno de sus avatares. Al ser abducido un niño, Georgie, un grupo de amigos se proponen derrotarlo. En la primera entrega fílmica lo logran pero esta segunda parte trata del retorno de It a Derry (la pequeña ciudad ficticia parte del universo de King de donde son oriundos los personajes) y cómo terminan confluyendo todos de adultos con su presente y pasado a cuestas para derrotarlo. Richi, Stan, Beverly, Eddy, Bill, Ben, convocados por Mike, conforman de nuevo el grupo que tratará de derrotar dicho mal. 

 


El actor detrás de Pennywise es Bill Skarsgård, hermano de Alexander -uno de los vampiros de la serie “True Blood” y actual esposo del personaje que interpreta Nicole Kidman en “Big Little Lies”- e hijo del reconocido Stellan al que se puede apreciar en las series “Chernobyl” o “River”. El resto del elenco de los adultos lo completan James McAvoy (conocido por ser La Bestia de “Fragmentado” de Sam Raimi), Isaiah Mustafá, James Ransone, Jay Ryan, Andy Bean y Jessica Chastain. Ésta última no encuentra del todo a Beverly de adulta. Si bien se lucía cuando trabajó con Muschietti en “Mamá” (la película que lo insertó al director en Hollywood) aquí su rol no termina de definirse entre “la linda” y “liviana” o la mujer atormentada por el pasado y víctima de violencia doméstica. Amén de que presenta una continuidad estética relativa respecto de la Beverly adolescente interpretada por Sophía Lillis. Los cameos también cuentan en el filme: nos hemos referido a King pero el mismo Andy, a lo Hitchcock, merodea en una escena.

Aún cuando los cruces temporales son frecuentes en “It.Capítulo 2” Muschietti logra comunicabilidad con el espectador sin perderle respeto. “Cuando hacés una película todo tiene que estar entrelazado, los hechos tienen que llevarte de una cosa a la otra para que la gente se mantenga enganchada”. Y si bien se trata de un relato clásico, que une cabo sueltos y no deja aspectos librados al azar para que el espectador no se pierda en una historia con tanta información, por momentos da rienda suelta a escenas completamente oníricas. Algunas de ellas remiten a otras grandes películas del género como “Carrie” de Brian de Palma o las “Freddy” de Wes Craven.

 


Por supuesto, el CGI (en criollo: imágenes generadas por computadora) es un aliado en la representación de estas escenas. Muschietti señaló al respecto: “Hay gente que está en contra de lo digital. Yo de lo que estoy en contra es de los diseños. Yo creo que si uno tiene un diseño sofisticado, la gente no se va a focalizar en lo digital. El problema es cuando en las películas de Hollywood se repiten los diseñadores y entonces el mismo diseñador hace 30 monstruos que son distintos pero todos parecidos en algo: el ceño, las mejillas, o en que son musculosos. Nuestro estudio de animación, que se enfoca en el detalle, me dio confianza para que en la segunda película la criatura sea más grande, haga más cosas. Cuando Pennywise sale de la heladera ahí no hay nada que te diga que es digital, excepto por el hecho de que sería imposible hacer eso con una persona.

A diferencia de otros directores que trabajan en Hollywood, y tienen una relación más distanciada con las películas que filman, pareciera que Andy y Bárbara se ponen la película al hombro. Y esa garra y autoridad es acompañada por las compañías productoras que financiaron un filme de 3 horas de duración que tuvo un corte editorial de 4. “Lo más glorioso a nivel de producción es que Andy pudo rodar escenas que había que experimentar si iban a estar adentro o no. Eso es un lujo. Y por eso terminamos con un corte editorial tan largo para reducir después a lo perfecto esencial”, comenta Bárbara. Estas licencias están íntimamente relacionadas con un hecho incontrastable: la primera entrega de “It” se convirtió en la película de terror más vista en toda la historia del género.

 


A lo largo de la historia del cine, distintos cineastas -nombremos solo uno: Welles- han padecido trabajar en el sistema de estudio, sin embargo los Muschietti desde que pusieron un pie en la gran industria, talento y capacidad de trabajo mediante, han podido aprovechar al máximo todas las posibilidades que esa forma de hacer películas, con altísimo presupuesto, brinda.

“It.Capítulo 2” ya está en nuestras salas. Seguramente sea una de las películas del año y, quién dice, de los primeros 20 años del Siglo XXI. Y fue hecha por talento argento.