Policiales Jueves, 18 de julio de 2019

Investigan si hubo un rito "espiritual" detrás del robo del cadáver del bebé en Miramar

En tanto, la municipalidad de General Alvarado anunció una recompensa de 100.000 pesos para que quienes aporten datos.

Por Télam

La municipalidad de General Alvarado anunció una recompensa de 100.000 pesos para que quienes aporten datos sobre el cuerpo del bebé robado de un cementerio de Miramar. 

En tanto, la fiscalía confirmó que la principal hipótesis de la investigación es que el hecho está relacionado con algún tipo de rito "religioso-espiritual".

El fiscal Alejandro Pelegrinelli, informó esta mañana a la prensa que hoy continuarán "rastrillando diferentes zonas aledañas al cementerio y del parque Dunícola con el fin de dar con algún elemento que nos guíe a dar con el cuerpo" de Ciro Lescano, de 4 meses.

 

"La hipótesis más fuerte, es que el robo del cuerpo de Ciro puede estar relacionado con algún tipo de rito religioso-espiritual", precisó el fiscal.

Con drones, efectivos de la policía bonaerense, personal de la fiscalía, la SubDDI de Miramar, un grupo especializado de Tandil de perros y vecinos, hoy comenzó el rastrillaje en el vivero Dunícola, uno de los principales atractivos de la ciudad balnearia.

Con más de 500 hectáreas, el vivero está considerado un bosque energético y es un polo de atracción para los fanáticos de lo esotérico.

 

Pelegrinelli desestimó la posibilidad de que el robo del cuerpo esté relacionado con el padre -detenido en la cárcel de Batán por comercialización de estupefacientes-, y señaló que "a esta altura ya hubiera existido alguna acción de extorsión a la familia para la devolución del cadáver, la cual no ocurrió".

Por otro lado, la municipalidad de General Alvarado decidió ofrecer una recompensa de 100.000 pesos a toda persona que pueda aportar datos sobre el robo del cuerpo.

La titular de la secretaria General y de Gobierno de General Alvarado, María Eugenia Bove, explicó hoy que "a la par del proceso que lleva a cabo la fiscalía, estamos iniciando nuestra propio accionar que incluye a los dos serenos y otros cuatro empleados que trabajan en el cementerio".

 

"Estamos muy conmocionados como el resto de la comunidad, y desde nuestro lugar estamos colaborando con la fiscalía y en lo que concierne a la familia estamos brindándole a la madre toda la contención posible a través de la secretaría de Desarrollo Humano".

"German (Di Cesare, intendente de General Alvarado), se reunirá hoy con el fiscal para poner desde nuestro lugar todo a disposición de la justicia para tratar de que se resuelva el caso lo antes posible"

El robo fue descubierto por la propia madre cuando fue a visitar la tumba de su hijo, dos días después de haberlo enterrado.

Este es el tercer caso de similares características ocurridos en General Alvarado, ya que durante el 2017, ocurrieron dos en los cementerios de Otamendi, ubicado a 40 kilómetros de la ciudad de Miramar.