Sociedad Miércoles, 17 de abril de 2019

Con las clases, volvió la época de piojos en los niños: ¿Cómo combatir la pediculosis?

Una dermatóloga aportó algunos consejos para prevenir la invasión indeseada. Mitos y verdades sobre los productos.

Por Redacción LA

Con la vuelta a clases, los niños y las niñas están más expuestos al contagio de piojos y la invasión de liendres, por lo que hay que tomar algunas precauciones y eventuales soluciones para cuidar la salud. Se estima que el 85% de los chicos ha tenido o tendrá en algún momento piojos.

En diálogo con Canal 9 Televida, la dermatóloga Fabiola Díaz aconsejó: “Es difícil de erradicar porque es una infestación, un parásito que se apropia del cuero cabelludo, de pelo, se agarra y es de mucho contagio, porque se contagia de persona a persona a través del pelo y también, este parásito persiste fuera de la persona 48 horas en, por ejemplo, las almohadas, bufandas, gorros y también en la arena o el agua incluso clorada.

“En la época cálida es donde mayor incidencia tiene el piojo, se contagia más”.

 

Por otra parte, indicó: “Hay ciertos lugares donde los consideran como normal, entonces no tratan de erradicarlo y eso hace que se vayan contagiando sobre todo los niños. En lugar de mucho conglomerado de gente como por ejemplo, en los geriátricos, lo que hace que se transmita con mucha rapidez”.

Según un estudio del Conicet, los piojos de la Argentina son los más difíciles de erradicar.

En cuanto a los métodos para erradicarlos, la profesional explicó: “Hay un uso indiscriminado de productos y eso hace que se vayan haciendo cada vez más resistentes. Tampoco se utilizan a veces como debiera ser, lo colocan en menor tiempo o se usan muchos productos y se van haciendo resistentes. Hay productos que antes eran muy efectivos, que ahora han perdido esa efectividad porque se ha hecho un uso masivo y, tal vez, no en las situaciones indicadas".

"Habría que consultar con un especialista en caso de que el parásito no se pueda erradicar  y con productos adecuados se trata", agregó la especialista.

Por otro lado, la dermatóloga afirmó: "Tengo muchos pacientes por este tema y a veces no vienen por esa razón, vienen por otras patologías".

 

Además, recomendó: “Cuando llegue el niño de la escuela pasar el peine fino, usarlo desde la raíz del pelo y deslizarlo hacia arriba para sacar tanto la liendre como el piojo vivo, tratar de mantener el pelo corto. Cuando hay una buena higiene es menor la agresividad del piojo pero también los niños a través del contacto entre ellos es más fácil contagiarse”.

Con respecto a la utilización de pipetas que están destinadas a animales, la profesional aconsejó: “Se empiezan a utilizar productos no adecuados o que son para animales, productos caseros y son productos tóxicos entonces hay que tener mucho cuidado.  Lo importante es la prevención”.

Asimismo, informó: “Hay personas que tienen más predisposición, y en esto de combatirlo está la situación de que también el compañerito lo haga porque si uno lo combate y el compañerito no se volverá a contagiar. Es un camino que tienen que hacerlo todas las madres día a día”.

 

Con respecto al tratamiento, la profesional indicó: “Una cosa es cuando uno coloca el producto y otra cuando hay que sacar la liendre. Si uno utiliza agua con un poco de vinagre de vino, el ácido acético ayuda a desprender el piojo del pelo. También si usamos crema de enjuague o vaselina eso ayuda a deslizar mejor el peine y en el caso de la vaselina inmoviliza al piojo vivo y ayuda a sacarlo”.

“Distintos tratamientos dependerán de la edad del paciente, hay algunos que se pueden poner en niños pequeños y otros para adultos. Los productos de venta libre se pueden usar sobre todo en niños mayores de 5 años y tienen un tiempo de colocación, pero es importante tener en cuenta la edad del niño”, agregó.