Opinión Martes, 10 de marzo de 2020 | Edición impresa

Iniciativas para fortalecer las Ciencias Exactas y Naturales - Por Armando Fernández

Por Armando Fernández Guillermet - Instituto Balseiro y FCEN-UNCuyo

En esta nota me propongo abordar sinópticamente los objetivos y actividades desarrolladas por el Consejo Universitario de Ciencias Exactas y Naturales (CUCEN), una asociación que se constituyó el 19/11/2003 en la Universidad Nacional de San Luis, para favorecer la coordinación, cooperación y complementación en Ciencias Exactas y Naturales (CEyN). 

Actualmente integran esta asociación unas 50 unidades académicas (UAs) pertenecientes a 28 universidades nacionales (UUNN). 

El Estatuto del CUCEN incluye como objetivos: 

(I) Participar activamente en la generación de políticas educativas, de investigación y desarrollo tecnológico, socioeconómico, de protección y conservación del ambiente. 

(II) Contribuir a una mayor integración interdisciplinaria entre las CEyN y de estas con otras disciplinas. 

(III) Favorecer la articulación académica entre las UAs y de estas con otros niveles educativos. 

Con estos propósitos, el CUCEN se abocó al diseño comunitario y participativo de diversas propuestas y a presentarlas formalmente a las autoridades del Sistema Nacional de Educación, Ciencia y Tecnología (SNECyT) para su consideración, evaluación y posible implementación. 

A tal fin se adoptó una metodología de trabajo centrada en la realización anual de dos o más reuniones plenarias.

Cumplidos ya 16 años de actividad, el CUCEN ha concretado 43 encuentros plenarios en diversas UAs de las UUNN, los cuales permitieron gestar, entre otras, las cuatro líneas de trabajo que menciono a continuación.   

En primer lugar, en 2005 el CUCEN impulsó ante la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU) del Ministerio de Educación de la Nación (ME) un “Programa de Movilidad Académica” para estudiantes, docentes y técnicos, el cual sirvió de base al Programa Inter-U de intercambio entre UUNN, que fue implementado por la SPU como experiencia piloto a partir de 2007. Dado que la experiencia se interrumpió pocos años después, el CUCEN ha venido propiciando, ante las autoridades, que las convocatorias a movilidad académica se restablezcan con carácter de programa permanente. 

En segundo lugar, el CUCEN elaboró en 2007 un “Plan Estratégico” para el desarrollo articulado de las carreras de grado, las carreras de postgrado y la investigación, el cual recibió en 2008 el apoyo institucional del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN). Evaluado varias veces, revisado y actualizado, el “Plan Estratégico” fue presentado en 2011 al Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva (Min.CyT). Con la misma intención, el CUCEN elaboró en noviembre de 2015 un documento con los “Aportes del CUCEN al desarrollo integral del área en la Argentina”, proponiendo la creación de un Plan de Fortalecimiento para las CEyN. En 2017 el documento fue ampliado y presentado a las autoridades como un nuevo aporte conceptual del CUCEN para el diseño de políticas de Estado en el área. Actualmente la asociación está elaborando una nueva versión de los “Aportes”, sobre la base del trabajo de reflexión comunitaria -realizado en 2018- acerca de la situación de estas disciplinas. 

En tercer lugar, el CUCEN desarrolló en 2008 un “Programa Plurianual de Acciones” para el mejoramiento de la enseñanza y aprendizaje de las CEyN en los niveles educativos medio y primario. Este programa puede considerarse como un marco apropiado para diseñar acciones de articulación entre las UUNN y la Escuela Secundaria. 

En cuarto lugar, en 2006 el CUCEN solicitó al ME la implementación de una instancia para evaluación de las carreras universitarias de grado en CEyN, y la creación de un programa de fortalecimiento para las UAs del área, lo que se particularizó en 2008 cuando el consejo impulsó la incorporación de los profesorados universitarios a la nómina del artículo 43º de la Ley de Educación Superior, comprometiéndose a participar en la elaboración de los documentos para evaluar y acreditar dichas carreras. 

Con estas decisiones, el CUCEN se involucró en un intenso trabajo interuniversitario, del que participó también la Asociación Nacional de Facultades de Humanidades y Educación (Anfhe). Un resultado clave se logró el 17/09/2012, cuando el Plenario del Consejo de Universidades (CU) aprobó los “Lineamientos generales de la formación docente comunes a los profesorados universitarios”, previamente elaborados por el CIN sobre la base de la prolongada y fructífera interacción con el CUCEN y la Anfhe. Otro logro de relevancia se alcanzó el 16/05/2013 cuando las propuestas completas para acreditación de 5 profesorados en CEyN,  también impulsadas por el consejo, fueron aprobadas por el CIN y elevados al CU. Sin embargo, en este caso, el tratamiento por parte del CU no se concretó. En vista de esta demora, y con el fin de apoyar las acciones para mejorar la formación docente que llevan adelante las UAs de las UUNN, la asociación creó en agosto de 2017 un nuevo ámbito de trabajo interuniversitario: el “Foro CUCEN de los profesorados”. El foro se ha reunido en varias ocasiones con una significativa participación, lo cual refleja, también, el interés despertado por las propuestas que aprobó el CIN en 2013.  

Como cierre de esta sinopsis, podría decirse que desde su creación en 2003 el CUCEN ha pretendido: 

(I) Constituirse en interlocutor propositivo de las autoridades del Snecyt: un interlocutor cuyas propuestas y opiniones son el resultado de consensos críticos y constructivos en favor de la articulación, el crecimiento y la pertinencia del Sistema. 

(II)  Fortalecer su identidad institucional como red académica para la reflexión y la acción, orientada por el ideal de consolidar en la Argentina un espacio coordinado horizontalmente -y también, dialógico, plural y multidisciplinario- en favor del conocimiento, la investigación, la educación superior, la cultura científica y la vinculación solidaria de la Universidad con la sociedad.