Sociedad Política Miércoles, 14 de agosto de 2019 | Edición impresa

Inician las pruebas para sumar frutas a las meriendas escolares

Comenzará en dos semanas en ocho colegios de Real del Padre, en San Rafael, que serán consideradas experiencias piloto.

Por Verónica De Vita - vdevita@losandes.com.ar

Lograr que los chicos consuman en el colegio una merienda saludable es un desafío que persiguen desde hace años quienes tienen a cargo el cuidado de la salud de la población. Se han dictado resoluciones, se han presentado proyectos de ley e incluso hay una legislación aprobada desde hace casi nueve años (ver aparte). Sin embargo, no ha habido grandes avances. 

En este marco, una iniciativa que prometen implementar en un par de semanas puede transformarse en un gran avance. 

 

Como parte de la merienda que entrega la Dirección General de Escuelas (DGE) se sumarán casi 100 kilos semanales de fruta desecada, para alumnos de ocho escuelas de Real del Padre, en San Rafael. Las 970 raciones por jornada que se entregarán dos veces por semana son parte de una prueba piloto que, según los resultados, podría extenderse a otros establecimientos. 

La iniciativa apunta a fortalecer el aporte nutricional que reciben estos alumnos que son mayormente de condición rural. Pero además tiene otra pata de índole económica y social. Los encargados de proveer estas frutas serán los pequeños productores de la zona, lo cual también tendrá impacto en su desarrollo. 

Concretamente, se entregarán bolsitas que se espera tengan 50 gramos y contendrán en principio duraznos, ciruelas y pasas desecadas; probablemente se sumen peras, según disponibilidad. 

 

Valor nutricional

La incorporación de frutas a la dieta de los niños es uno de los grandes desafíos, sobre todo en el marco de la epidemia de sobrepeso y obesidad, que en la provincia afecta a cuatro de cada 10 chicos, según los últimos datos del programa Aprender con Salud.

Este producto aportará vitaminas, fibras y azúcar (fructosa), lo que implica energía. 

“Es una buena iniciativa porque permite incorporar frutas, con todos los beneficios que tienen”, consideró la licenciada Cecilia Llaver, titular de la cátedra de Nutrición Materno-Infantil de la facultad de Nutrición de la Universidad Juan A. Maza. Y agregó: “No es algo habitual en el consumo de los niños y quizás les va a costar, aunque será hasta que se acostumbren”. Por otra parte advirtió que no se debe abusar por el aporte de azúcar.

 

María Selva Trevisan, a cargo de la dirección de Alimentación Escolar de la DGE, dijo que han tenido en cuenta todo esto y que por ello se harán entregas dos veces por semana, de manera de fortalecer las raciones que ya se entregan. Estas están compuestas por una infusión y un panificado y en ocasiones incluyen una fruta fresca. 

Los colegios a los que irá destinada la propuesta serán primarios y secundarios y se están definiendo. “Creemos que será aceptado porque son productos de la zona”, opinó. 

 

Calidad local

La iniciativa surgió desde el Ministerio de Economía, Infraestructura y Energía. Involucra a 70 pequeños productores del mismo distrito, que en su mayoría sólo tienen menos de una hectárea de tierra. 

Desde el área vienen trabajando con ellos para potenciar su capacidad de producción por lo que en ese marco han propiciado que se asocien y de esta manera dar una mejor respuesta. Además se les han facilitado recursos para mallas antigranizo y mejoras en las tecnologías de riego, entre otros beneficios. 

“La idea fue la de sumar un buen valor nutricional, que además tendrá aspectos saludables por las características propias de Mendoza”, destacó Alejandro Zlotolow, subsecretario de Agricultura y Ganadería.

 

Detalló que el agua de buena calidad, proveniente de la montaña (que se utiliza para el riego) y el clima )que hace que se requiera menor uso de agroquímicos), le dan un valor agregado a los productos.

“Es algo que valora el mundo -subrayó- y también tenemos que valorarlo nosotros”. Por otra parte dijo que por eso es bueno que las familias se acostumbren a consumirlos.

Pero, además, mencionó: “Con esto logramos que los productores tengan una ventana más de comercialización a un precio justo y con posibilidad de proyectar sus ventas”. 

 

El funcionario aclaró que, de ser una buena experiencia, la idea es que los productores puedan ir incrementando paulatinamente su producción con la posibilidad de sumar otros.
 

Hace 9 años que existe una ley al  respecto

La ley provincial N° 8.247 fue sancionada en diciembre de 2010 y publicada en el Boletín Oficial el 18 de enero de 2011. Apuntaba a propiciar y regular la oferta de productos saludables en los kioscos de los establecimientos educativos tanto públicos como privados.

 

Sin embargo, desde entonces, casi nueve años después, no ha habido cambios al respecto.  Desde la DGE explicaron que hasta agosto de 2018 las meriendas escolares estaban a cargo del ministerio de Desarrollo Social y entonces, cuando pasó a su órbita, comenzaron a trabajar este tema.

 

 María Selva Trevisan, titular de la dirección de Alimentación Escolar de la DGE dijo que se articula con otros organismos que deben definir cuáles se consideran alimentos saludables y cuáles no. Por otra parte dijo que ya están casi listos los pliegos de condiciones con los parámetros al respecto que van a regir nuevas licitaciones. En definitiva, cuando se aplique tendrá vigencia a futuro, no para los que ya están en funcionamiento, salvo que se logre la adhesión.