Mundo Sábado, 22 de febrero de 2020 | Edición impresa

Inhabilitado, Evo Morales apunta contra Estados Unidos

El ex presidente boliviano señaló que su candidatura a senador fue impugnada por el Tribunal Supremo Electoral por orden de Washington.

Por Redacción LA

El ex presidente boliviano señaló que su candidatura a senador fue impugnada por el Tribunal Supremo Electoral por orden de Washington. “No garantizan una elección transparente y se someten a la dictadura y a la política norteamericana”, dijo.

El ex presidente de Bolivia, Evo Morales, se quejó de la falta de transparencia del Tribunal Electoral de su país y consideró que la sentencia con la que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) impugnó su candidatura a senador por Cochabamba, “es un atentado contra la democracia”.

“Tienen miedo a la democracia (...) No garantizan una elección transparente y se someten a la dictadura y a la política norteamericana”, sostuvo Morales desde Buenos Aires.

 

Sentado junto a sus abogados, el ex dirigente cocalero recordó que ésta no es la primera vez que lo persiguen e hizo un breve repaso de las situaciones en las que se enfrentó a decisiones autoritarias.

“Me obligan a no ser candidato (a Presidente), lo acepto. Todo por Bolivia. Pueden hacer lo que quieran conmigo, pero que no destrocen la democracia. Que no destruyan a Bolivia”, expresó el dimitido mandatario.

En ese sentido, lamentó que en los tres meses que llevan en el gobierno, la gestión de la presidenta interina Jeanine Áñez “empezó a destruir la economía, paralizó obras y eliminó bonos” de ayuda a las familias.

Por otro lado, subrayó que el Movimiento Al Socialismo (MAS) ganó en primera vuelta las elecciones, el 20 de octubre último, y aseguró que “el verdadero fraude es el informe de la OEA”, dado que otros organismos internacionales y algunas universidades sostienen que no hubo fraude.

En ese sentido, el ex juez de la Corte Suprema argentina, Raúl Zaffaroni, uno de sus representantes legales, subrayó que a Morales “se lo acusa de un fraude electoral que el informe final de la OEA no ratifica”.

 

“Irregularidades”

“Lo único que denuncia ese informe son irregularidades en menos de 200 mesas electorales sobre 35.000”, algo que “no alteraba de ninguna manera el resultado”, sostuvo el jurista, para quien ése fue “el pretexto que utilizaron para dar el golpe de Estado”.

Zaffaroni agregó que sospechan que ahora “el fraude está viniendo por vía de proscripciones” y alertó que ninguna candidatura está firme aún dado que la fecha límite para impugnarlas es el 18 de abril, 15 días antes de las elecciones.

“El propio candidato a presidente (Luis Arce) podría ser inhabilitado”, advirtió Zaffaroni y sostuvo que eso se da “en un Estado de no derecho”, tras lo cual señaló la detención de la apoderada de Evo Morales, Patricia Hermosa, cuando iba a presentar su postulación o la clausura de la oficina central del MAS.

Sobre esto último, Zaffaroni remarcó que el TEJ tiene en su poder el listado de afiliados al MAS, una herramienta con la que temen que “depuren los padrones”.

“Si en la depuración de padrones se eliminaran unos 70.000 votantes se le resta un 1% al MAS”, explicó Zaffaroni antes de denunciar que las autoridades de facto de Bolivia están “fomentando actitudes discriminantes en sentido clasista y racista”.

La propia Áñez, a quien se refirió como la senadora de mandato vencido, “ha hablado de que ‘no pueden volver (a gobernar) los salvajes’”.

“Los que se salen del derecho son los otros”, sentenció el jurista argentino quien remarcó que le han “aconsejado a Evo Morales agotar todos los recursos jurídicos”.

Apelación

El MAS anunció que recurrirá a la vía penal la inhabilitación de su candidatura, además de denunciar en instancias internacionales lo que considera una persecución.

“Ante tan ilegal actuación, anunciamos el inicio de proceso penal ordinario en contra de los vocales del Tribunal Supremo Electoral que han votado por la inhabilitación”, asegura el MAS en una nota en la que denuncia que se intenta “proscribir” a sus candidatos.

El comunicado anuncia una “movilización pacífica”, aunque varios dirigentes del partido mantienen que la primera opción son los recursos en vez de las protestas. 

La inhabilitación de la candidatura de Morales en la región boliviana de Cochabamba fue comunicada el jueves por la noche por el órgano electoral, cuyo presidente, Salvador Romero, aseguró que es “inapelable”. 

No obstante, los abogados de Morales afirmaron que la recurrirán en instancias de Bolivia e internacionales al considerar que el tribunal electoral actúa con “motivación política”.
 

Festejos por la sanción a Evo Morales

El movimiento 21-F de Bolivia celebró la inhabilitación como candidato al Senado de Evo Morales, como lo hace desde hace cuatro años tras el referendo en el que los bolivianos dijeron no a una nueva postulación presidencial, con actos en las calles y por primera vez en el Palacio de Gobierno. El 21-F conmemora cada 21 de febrero la consulta de 2016 que resultó contraria a Morales.
 

La UE enviará una misión a observar las elecciones
 

La UE enviará una misión de observación electoral a los comicios presidenciales y legislativos de Bolivia del próximo 3 de mayo, según confirmó el Alto Representante para Política Exterior, Josep Borrell, en un comunicado.

 

La misión estará encabezada por la socialista portuguesa Isabel Santos, que dirigirá el equipo que supervisará la primera ronda, así como una posible segunda vuelta electoral el 14 de junio. Con este anuncio, que llega tras recibir la invitación de las autoridades bolivianas, el bloque señaló la “arraigada relación de cooperación” con La Paz.

Borrell puso el acento en que el buen devenir del proceso electoral es “esencial” para restaurar la estabilidad que necesita el país para conseguir sus objetivos políticos y socioeconómicos para el desarrollo y prosperidad de su pueblo.

“La misión de la UE refleja nuestro fuerte compromiso con los procesos democráticos en Bolivia. Las elecciones de 2020 serán cruciales para reafirmar el compromiso con los valores democráticos, de Estado de Derecho y derechos civiles”, señaló el jefe de la diplomacia.