Espectáculos Domingo, 14 de abril de 2019 | Edición impresa

Influencers desde la cuna

Los hijos de los famosos son blanco de atracción para los internautas y por eso las marcas crean un comercio a su alrededor.

Por Lorena Misetich - Especial para Estilo

Si no estás en las redes sociales no existís, es la frase que resuena en todos los estratos de la sociedad. Ser parte del mundo virtual es una condición innegociable para lograr popularidad.  

Los famosos y celebridades de la televisión y el ambiente artístico hacen uso y abuso de sus cuentas de Twitter, Instragram y Facebook con un solo fin: acaparar cada vez más seguidores.  

Esta moda o tendencia también se extiende a sus pequeños hijos, que sin saber caminar o hablar ya cuentan con millones de fans que los siguen virtualmente.

 

Aunque es una tendencia mundial, en nuestro país hay algunos casos resonantes, donde los padres famosos exponen sin tabúes a sus chiquitos, que son blanco de las noticias y también de las críticas.  

Mirko, el bebé imbatible

Desde que Marley confirmó su paternidad mediante la subrogación de vientre, sus seguidores esperaban expectantes la llegada del primogénito. Y a los dos meses de vida, el pequeño Mirko estrenó su cuenta de Instragram administrada por el propio Marley.

 

En cuestión de días superó los miles de fans y hoy cuenta con más de tres millones de seguidores. Mirko se ha transformado en una celebridad que desde su cuenta no hace más que despertar la ternura de grandes y chicos. Pero la sobreexposición del pequeño es criticada en los medios y por los internautas, que ven a Mirko como una víctima de las decisiones de Marley.

Aunque no hay que ser ingenuos. A la figura del bebé la rodea un gigante negocio que las marcas no quieren perderse. Ropa, juguetes, alimento para niños y hasta un perro patrocinado. ¡Sí! Mirko Wiebe tiene un perro que se llama Bailey (que también tiene su propia cuenta de Instagram) al que auspicia una conocida marca de alimentos para mascotas.  

 

Con apenas un año y medio, el hijo de Marley ostenta varios reconocimientos, como el Martín Fierro de Oro digital, y es el niño más viajado a su corta edad. Esta proeza será incluida en la nueva edición de los récords Guinness.  

Dos "Por el mundo". El hijo de Marley, Mirko, trabaja desde el día en que nació en el programa televisivo de su padre.

A juzgar por los últimas temporadas del programa “Por el Mundo”, Mirko se convirtió en la atracción para los televidentes que son testigos de sus primeras palabras, sus risas, berrinches y los súper regalos que le hace su madrina Susana Giménez.  

 

Mirko es un claro ejemplo de que no hay que ser millenniall para ser influencer. Sólo hace falta tener un padre famoso, que sepa manejar las redes, para exprimir la candidez que implica la inocencia de un niño en pos de lograr seguidores por todo el mundo.

Luciana Salazar y su “pequeña princesa”

“Soy Matilda Salazar y me encanta compartir con ustedes mi crecimiento”, reza la información en la cuenta de Instragram de la única hija de Luciana Salazar.  

En menor medida, sólo cuenta con 148 mil seguidores, la pequeña Matilda es blanco de los gustos y caprichos de su mamá.  

 

Antes de llegar al mundo, la modelo tuvo su propio reality show, “Luciana mamá”, donde la mediática mostró todo el proceso para convertirse en madre por vientre subrogado y mostró a la niña desde sus primeros días. Su lujoso cuarto, los vestidos y ropa de marca que acumula en su armario, son algunas de las excentricidades que exhibe la rubia.

Matilda. La ‘modelo’ hija de Salazar.

“Si me gusta hacerlo conmigo, imaginate con mi beba. Ya se acostumbró a que la mamá la cambie todo el tiempo”, dijo Luli sobre su costumbre de vestir a la pequeña con atuendos lujosos y modernos.

 

Incluso el bautismo y el primer cumpleaños de Matilda fueron tapa de revista y los celebraron a lo grande. Evangelina Salazar, la abogada Ana Rosenfeld y el periodista Marcelo Polino son los padrinos famosos de la niña. Sobre la que, además de mostrar su crecimiento, es expuesta por su madre como una pequeña modelo. Una especie de muñeca que se aguanta sus gustos y caprichos.  

Dionisio, el próximo rey de la marquesina

Flavio Mendoza al parecer sigue los pasos de Marley y no podía quedarse atrás con su heredero Dionisio. El niño, que también nació a través de un vientre subrogado en Estados Unidos, acaba de cumplir un año y antes de su nacimiento debutó con su propio perfil en Instragram.

Dionisio. El hijo de Flavio Mendoza.

Aunque solo cuenta con 126 mil seguidores, la cuenta del pequeño Dionisio no dista demasiado del perfil de sus competidores. Fotos con sus perros, comiendo, durmiendo, dando sus primeros pasos, el bautismo y hasta una foto luciendo una camiseta de Boca que le regaló Román Riquelme, son algunas de las postales que se pueden ver en esa red.

 

Con menos popularidad que Mirko, Dionisio Mendoza también fue protagonista de varias portadas de revistas y se convirtió en el compañero del bailarín durante toda la temporada teatral. ¿Será artista como su padre? Por ahora es un bello niño que conquista con su inocencia y es sensación en las redes.  

Madres famosas y sus hijos

La mayoría de los hijos de los mediáticos de la farándula no cuenta con redes sociales propias, pero solo bastan las cuentas de sus madres para ser populares.  

Como madres primerizas, la modelo Jesica Cirio y la actriz Isabel Macedo comparten en las redes la alegría de la maternidad. Tanto Chloe Insaurralde como Isabelita Urutbey son pequeñas a las que las rodea la política y el ambiente televisivo.  

 

Cirio y Macedo comparten de manera permanente el crecimiento de sus hijas con sus seguidores, logrando que sean una atracción para ellos. Además las marcas más importantes de ropa para niños, juguetes y accesorios las buscan para que las niñas luzcan sus productos y en un solo clic consigan más adeptos que una publicidad tradicional, gracias a su recomendación.  

Otras que no se quedan atrás son Florencia Peña con su hijo menor Felipe; y Rocío Guirao Díaz con su tercera hija, Roma.  

 

Ambas, a su manera, también muestran la intimidad de sus días con los pequeños que, dignos hijos de sus madres, ya son modelos y rostros de marcas de ropa y accesorios para niños. Porque si algo tiene la exposición es la facilidad para que los chicos tengan trabajo, aún usando pañales.  

Aunque vive en Marbella, España, la modelo y bailarina Evangelina Anderson, casada con el futbolista Martín Demichelis, con la llegada de su tercera hija Emma, se sumó a la costumbre de ser una mamá influencer. Bastian y Lola Demichelis sí tienen cuentas privadas en Instragram, administradas por la propia Evangelina, pero la pequeña Emma es blanco de miles de “Me Gusta” también en la cuenta de su madre.

 

Vestida siempre a la moda, “Abrojito”, como la llaman en la familia, es la atracción de los seguidores con sus travesuras, videos y fotos de su crecimiento.  

Un caso particular es el de Toribio Repetto, el hijo de Juana Repetto. La actriz se sometió a un tratamiento de fertilización asistida para convertirse en madre hace tres años, y hoy su hijo Toro es una figura en las redes.  

Toribio, el influencer. El hijo de Juana Repetto fue el inspirador del emprendimiento mediático de su madre.

Pese a que tiene su propia cuenta, y los primeros meses su mamá se negaba a exponerlo, finalmente no pudo con la tentación de mostrarlo y compartir el día a día del pequeño en su cuenta de Instagram. Fanático de las motos (aunque no sepa todavía ni lo que son), Toribio es el mimado de su abuela Reina. Lo muestran con una personalidad independiente y como un verdadero influencer entre los seguidores de Juana Repetto, que en varias oportunidades es criticada por su forma de educar y criar al niño.  

 

Además Toribio fue el puntapié para que la actriz, junto a su amiga Victoria Gils, creara la página Mamma Minas, un espacio dedicado a la maternidad y crianza de los pequeños.  

Los herederos de Messi

Lionel Messi y su esposa Antonella Roccuzzo suelen compartir la vida familiar en Instragram y Twitter. Y sus hijos son protagonistas de las noticias con cada foto o video que publican. Thiago, Mateo y Ciro es el pequeño clan que despierta la ternura de los seguidores. Pero el que da la nota es Mateo: el segundo hijo del jugador es un personaje en cada aparición. La simpatía del niño siempre llama la atención y se diferencia de su hermano mayor, que se muestra tímido y medido.  

 

Aunque no necesitan auspiciantes ni marcas que les regalen juguetes y ropa, los hijos del crack son una verdadera atracción en las redes sociales de sus padres.