Economía Viernes, 20 de marzo de 2020 | Edición impresa

Incertidumbre en los shoppings por las pérdidas económicas que dejará la cuarentena

El cierre de los centros comerciales afecta a los locatarios porque los costos fijos se mantienen.

Por Bárbara Del Pópolo - bdelpopolo@losandes.com.ar

Los comerciantes que trabajan desde los shoppings de la provincia se encontraron con una circular que le siguió al decreto 397 del poder Ejecutivo provincial, que les indica que hasta el 24 de marzo no podrán abrir sus puertas. La decisión, aunque entienden que es necesaria desde el punto de vista sanitario, les traerá grandes pérdidas económicas, en un mes clave para el sector. 

Al mismo tiempo, desde la Cámara Argentina de Shopping Center explicaron que esas plazas tienen costos de mantenimiento muy altos y que hasta el momento los comerciantes los han pagado, pero entienden que a futuro, y sin paliativos que se sumen a la decisión del gobierno nacional de eximir temporalmente del pago de las contribuciones patronales a los sectores críticos de la economía, podrían tener problemas para continuar. 

La preocupación se extiende al sector más vulnerable de la cadena, porque los tres centros comerciales más grandes de la provincia concentran a más de 500 empleados, según señalaron desde el Centro de Empleados de Comercio.

 

Los Andes consultó a propietarios de comercios de diferentes rubros que tienen locales en centros comerciales, y en el caso de aquellos que tienen la representación de una firma nacional o internacional se presenta un doble problema: el pago de los cargos por el local, y los compromisos asumidos con la marca.

Según explicó la propietaria de un local de accesorios ubicado en el shopping de Guaymallén, lo que dure la cuarentena representará perdidas totales para ella, ya que la marca tiene una alternativa online pero no se extiende a los dueños de la franquicia.

De igual manera, una de las propietarias de un local de ropa femenina del mall de Godoy Cruz señaló que se encuentran esperando noticias, ya que ni la firma ubicada en Buenos Aires ni el centro comercial les han dado respuestas sobre qué sucederá con las pérdidas asociadas a no poder abrir sus puertas.

 

El dueño de la marca de indumentaria Knauer, Andrés García, adelantó que la caída de la actividad comercial será muy grande y tendrá consecuencias incluso una vez que pase la pandemia. “Hasta ahora sigue todo igual (sin alivio en cuanto a costos fijos) y los comerciantes tendremos que pedir ayuda a los centros comerciales para acompañar este momento, y ellos también al Estado, porque sin lugar a dudas esta situación afecta a todos los sectores”, indicó.

 

Mario Nirenberg, gerente de la Cámara Argentina de Shopping Center, coincidió en que la crisis afecta a todos, por lo que espera que el Estado sume incentivos económicos para recuperar lo que se pierda ahora. “La crisis ya estaba, pero en febrero se recuperó la actividad y en marzo esperábamos un alza en las ventas, pero con esto cayeron prácticamente a cero”, agregó.