Fincas Sábado, 28 de diciembre de 2019 | Edición impresa

Impulsan la agricultura de precisión en las hortalizas

Se analiza el cultivo de 3.000 hectáreas de tomate para industria, mediante un sistema de datos geográficos con variables agronómicas.

Por Redacción LA

El Programa Tomate 2000, del cual forma parte el Ministerio de Economía y Energía de Mendoza, comenzó a implementar, junto con la empresa mendocina Gisworking, un Sistema de Información Geográfica (GIS) para optimizar el cultivo del tomate.

La aplicación permite disminuir los costos y ser más amigable con el medio ambiente mediante el análisis de variables agronómicas como humedad de suelo, radiación solar, temperatura, riego, entre otras, en 3.000 hectáreas cultivadas de tomate.

La asociación estratégica entre el Programa Tomate 2000 y la empresa del sector tecnológico Gisworking permite que una de las partes proporcione el asesoramiento agronómico y, la otra, la creación de la aplicación, que tuvo un período de tres meses para el desarrollo de la estructura de datos y que hace 15 días comenzó a implementarse.

 

Guillermo San Martín, gerente de la Asociación Tomate 2000, explicó: “La versión que comenzamos a utilizar tendrá un período a prueba de fallos de aproximadamente seis meses, plazo en que ajustaremos las variables necesarias para realizar la gestión de las 3.000 hectáreas de tomate destinadas a la industria. De este modo podremos evaluar y entender las variaciones del cultivo para tomar decisiones certeras en cuanto a la utilización de los insumos, como es el caso de los fertilizantes”.

“Nuestra misión como asociación Tomate 2000 es desarrollar investigación y transferencia de tecnología en tomate para industria para lograr una agroindustria sustentable focalizada en la innovación tecnológica y organizacional que contribuya al desarrollo regional”, finalizó San Martín.

 

Tomate 2000

El Programa Tomate 2000 es el resultado de la elaboración conjunta de los equipos técnicos de la Secretaría de Agricultura, Pesca y Alimentación de Nación, de la Estación Experimental Agropecuaria La Consulta (INTA), del Ministerio de Economía de la provincia y de un grupo de empresarios privados del sector.

 

Tiene su principal motor en la voluntad de los industriales en comprometerse con el desarrollo de su actividad, con la convicción de que, para alcanzar el grado de competitividad que demandan los mercados, es la cadena agroalimentaria en su conjunto la que debe lograr un equilibrio de intereses.