Sociedad Miércoles, 11 de septiembre de 2019 | Edición impresa

Impresoras 3D: cómo cambiaron el modo de desarrollar proyectos escolares

Este dispositivo tecnológico estará presente en todas las escuelas técnicas de la provincia.

Por Carla Romanello - cromanello@losandes.com.ar

Con un carretel de filamento naranja, una carcasa de metal azul y escasos 70 centímetros de alto, la impresora 3D de la escuela N°4-118 San José de Guaymallén les ha permitido a los alumnos crear distintos elementos: un brazo mecánico, una serpiente robótica y el prototipo de un aerogenerador. Se trata de pequeñas “maravillas” que saltaron del papel a la realidad gracias a este dispositivo, que está cambiando la manera de desarrollar distintos proyectos escolares. 

Justamente por esta razón la Dirección de Escuelas (DGE) entregó ya 298 impresoras 3D, con las que garantizan llegar a unos 15.000 estudiantes de las 80 escuelas técnicas de la provincia, 80 centros de capacitación para el trabajo (CCT) y 11 Institutos de Educación Superior, relacionados con la técnica. El acto se realizó ayer a la mañana en la escuela N° 4-011 Capitán Daniel Manzotti, de Las Heras.

 

Presentes en el lugar, los alumnos de la escuela San José compartieron su propia experiencia. “A nosotros la impresora nos llegó hace dos meses y gracias a ella pudimos elaborar prototipos para nuestros proyectos”, comentaron Samuel Rosales (19) y Mauro Palma (18), de sexto año. 

Orlando Pelichotti / Los Andes

Como parte de la Orientación en Mecánica ellos desarrollaron un brazo robótico y un aerogenerador; este último en conjunto con los alumnos de Electricidad. “Al comenzar el año nos propusieron hacer un proyecto que fuera capaz de resolver algún problema de la escuela o de la comunidad, y se nos ocurrió en este generador de energía que se puede colocar en lugares donde no hay tanto viento, ya que se le agregan multiplicadores o engranajes para que genere electricidad”, detallaron. En ese sentido comentaron que la impresora 3D les permitió corroborar que con lo que han trabajado hasta el momento van por el camino correcto. “Aunque luego, para hacerlo a gran escala, habría que utilizar impresoras con acero y a gran escala”, aclararon. 

 

Al respecto, su profesor (Gabriel Odorico), quien imparte “Control numérico computarizado”, explicó que antes de tener la impresora realizaban los cálculos y estudios necesarios para que los elementos que proyectaban funcionaran pero no podían probarlos. “Era muy difícil fabricar tanto por el costo como por el tamaño, pero ahora podemos crear el prototipo de manera fácil y barata”, remarcó a la vez que señaló que esto les permite ver que todo funcione bien y en base a eso seguir con la investigación.

Orlando Pelichotti / Los Andes

El docente mencionó que la escuela también tiene la modalidad “Construcciones” cuyos alumnos están trabajando con este dispositivo en el desarrollo de maquetas. “Muchas veces para las personas es difícil entender los planos, pero si lo ven en tres dimensiones puede ser mucho más fácil”, aseguró.

 

En cuanto a los programas que utilizan los chicos para llevar a la computadora lo que tienen en el papel, Odorico nombró al Solidworks y al Autocad 3D. “El hecho de poder ver en la realidad lo que ellos crean los motiva a agarrarles la mano al programa. De hecho a veces fabrican piezas que necesitan para su casa y con eso van practicando”, deslizó. 

Mauro y Samuel, de la técnica San José junto al flamante aparato. | Orlando Pelichotti / Los Andes

Revolución tecnológica

Durante el acto, Carlos Daparo, director de Educación Técnica y Trabajo explicó que la entrega de impresoras se enmarca dentro de un programa de equipamiento a las escuelas técnicas. “No hay revolución tecnológica sin la impresora 3D. Es la herramienta que permite la evolución cualitativa y cuantitativa en la generación de productos”, manifestó. De hecho el funcionario comparó a este dispositivo con lo que en su época significó la llave francesa. “Es una impresora que te permite todo, no tiene barreras: una prótesis, una herramienta, un motor... Simplemente se trata de soñar un proyecto nuevo”, subrayó. Pero más allá de la infinidad de posibilidades, para Daparo lo más importante es que se aplica al proceso educativo. “Antes muchos proyectos de los chicos se hacían con moldes de madera de hierro o acero lo que llevaba varios años. Hoy pueden imprimir y tener contacto inmediato con su creación”, aseguró.

 

Asimismo remarcó que esta entrega tendrá repercusión directa entre más de 30.000 chicos de quinto y sexto año de escuelas técnicas, e indirecta para más de 50.000, ya que les permitirá a los de los otros años ir teniendo contacto con la tecnología.

Entregaron casi 300

Apostadas en la escuela N 4011 Capitán Daniel Manzotti de Las Heras y envueltas en impecables cajas de cartón, 298 impresoras 3D esperaban ser entregadas a sus nuevos dueños. Luego del acto protocolar encabezado por el titular de la Dirección General de Escuelas (DGE), Jaime Correas, y el intendente de Las Heras, Daniel Orozco, fueron llegando a las manos de los directores de escuelas técnicas de la provincia, capacitación e Institutos de Educación Superior. De esta forma se garantiza que las 80 escuelas técnicas de la provincia, los 80 centros de capacitación para el trabajo (CCT) y 11 Institutos de Educación Superior, relacionados con la técnica, tengan por lo menos una impresora y hasta cinco de acuerdo a la cantidad de estudiantes.