Mundo Por las redes Viernes, 13 de diciembre de 2019

Hicieron refugios para salvar a las zarigüeyas pero se llenaron de arañas gigantes

Ocurrió en Australia. Los hábitats fueron creados por Bush Heritage y descubrieron que los arácnidos también los aprovecharon.

Por Redacción LA

El equipo de investigadores de Bush Heritage Australia construyó cajas de hábitats para la zarigüeya pigmea occidental. A los pocos meses, hallaron docenas de arañas gigantes, según la página de National Geographic.

El objetivo de estos nidos era para que estas pequeñas criaturas los utilizaran como su hábitat ya que los árboles de la región no estaban lo suficientemente maduros para que hicieran sus huecos.

Gentileza/National Geographic.
 

Sin embrago, los conservacionistas de la reserva Monjebup North en el suroeste de Australia descubrieron las arañas después de levantar las tapas de los nidos. Por lo que, las imágenes muestran a los arácnidos de distintos colores apilados uno encima del otro.

Hay suficientes cajas de hábitat para las arañas cazadoras y las zarigüeyas.

 “Son una especie de cazadoras que viven juntas, normalmente bajo la corteza de los árboles. El problema se encuentra en que en el área restaurada, la corteza de los árboles es escasa en la actualidad y han encontrado las cajas de madera adecuadas”,  explicó Angela Sanders, una de las expertas de Bush Heritage Australia.

 

La experta en arañas Julianne Waldock, del Museo de Australia Occidental, explicó más sobre este proyecto a ScienceAlert.

“Estudiamos a dos especies de Delena. Ambas muestran tolerancia extrema de parientes y no parientes, lo cual es inusual para las arañas. La investigación indica que esta tolerancia se relaciona con la disponibilidad de retiros y que la tolerancia extrema conduce a la capacidad de compartir este recurso escaso. Los miembros más grandes de un grupo incluso compartirán alimentos con miembros más pequeños”.

Las arañas Huntsman tienen un aspecto parecido al cangrejo debido a sus patas orientadas hacia delante.