Policiales Lunes, 10 de febrero de 2020 | Edición impresa

"Yo te conozco": así atacaron a piedrazos a un niño junto a su cuñado en Maipú

El joven de 23 años, que conducía el auto, reconoció al delincuente cuando intentó robarles en ruta 7. Hay un pedido de captura.

Por Sol Devia - sdevia@losandes.com.ar

El hombre que atacó con un piedrazo en la cabeza a un niño de 10 años en un intento de robo durante la tarde del sábado en Maipú ya fue identificado por los investigadores del caso y se encuentra con pedido de captura. 

La causa fue caratulada como homicidio criminis causa en grado de tentativa y se han realizado varios allanamientos, hasta ahora todos con resultados negativos, según informaron fuentes cercanas a la investigación. 

Al parecer, el delincuente conocía a sus víctimas y ante la desesperación de saberse reconocido terminó hiriendo al niño, que ahora se encuentra internado en el hospital pediátrico Humberto Notti en muy grave estado.

 

Conforme a la reconstrucción de los hechos que aportaron las fuentes, todo sucedió alrededor de las 19.30 de la jornada sabatina, cuando un hombre de 23 años y su cuñado de 10 viajaban por ruta 7, a la altura de Rodeo del Medio. Al llegar al cruce de esta vía con calle Lamadrid, debieron detener el vehículo por problemas mecánicos y fue allí donde se dio la trágica secuencia. 

Mientras el hombre intentaba solucionar los inconvenientes y el pequeño permanecía dentro del auto, fueron abordados por un sujeto que llegó al lugar en moto e intentó robarle al mayor de ellos su billetera amenazándolo a punta de pistola.

Aunque el joven contestó que no tenía ninguna pertenencia para entregarle, el delincuente insistió con el intento de robo. Fue entonces cuando el muchacho notó que el rostro de su atacante le resultaba muy familiar. “Yo te conozco”, le dijo. El ladrón, sorprendido por haber sido identificado, negó rotundamente ser quien el chico decía y mucho menos conocerlo. 

 

Por la persistencia del muchacho de 23 años sobre su identidad, el criminal tuvo un rapto de violencia y gatilló contra él, aunque la bala nunca salió. 

Toda la secuencia fue observada por el niño desde el interior del vehículo, pero ante el miedo que le generó el intento de disparo contra su cuñado decidió abandonar el auto corriendo. 

El ladrón intentó abrir fuego nuevamente, esta vez contra el niño que huía, pero el disparo volvió a fallar. Decidido a no dejarlo escapar del lugar, el malviviente tomó una piedra de gran tamaño que se hallaba al costado de la ruta y la arrojó contra el nene. Su puntería fue certera y el piedrazo dio en la cabeza del pequeño, que cayó tendido al suelo con una severa herida. 

El novio de su hermana corrió hasta él para asistirlo de inmediato, mientras que el agresor se subió a su moto y abandonó el lugar a toda velocidad y sin dejar rastro. 

Con el pequeño en sus brazos, el joven hizo un desesperado llamado al 911 para solicitar asistencia y denunciar los sucedido. 

 

Tras el arribo del Servicio de Emergencias Coordinado (SEC), el pequeño fue trasladado al hospital Perrupato de San Martín, pero por la complejidad de su cuadro fue derivado al hospital pediátrico ubicado en Bandera de los Andes, de Guaymallén, donde recibe el tratamiento médico por una fractura y hundimiento de cráneo. 

La investigación de la causa está en manos del equipo liderado por la fiscal Claudia Ríos, que sigue tras la pista del delincuente con nuevos allanamientos programados.