+ Deportes Domingo, 31 de marzo de 2019 | Edición impresa

Identidad Azul

Independiente Rivadavia recuperó la memoria, levantó su nivel y con diez hombres, igualó ante Nueva Chicago 2-2.

Por Redacción LA

Con el corazón en la mano. Con el aliento de su gente que lo despidió de Mendoza y con la premisa de recuperar su juego, identidad y personalidad, Independiente se plantó en Matadores y lo tuvo a maltraer a Nuevo Chicago que buscaba llegar a la cima hasta que juegue Sarmiento de Junín.

El Azul jugó su mejor partido del 2019. Estuvo compacto en todas las líneas y mereció más que el punto que sumó. Fue mejor que Chicago porque dominó el balón, generó juego y tuvo un dominio territorial admirable. Antes de la apertura del marcador por parte de Chicago (inició la jugada en posición adelantada), el árbitro del encuentro Héctor Paletta, ignoró dos claros penales a favor del Azul.

 

Increíble. Acción inmediata,  Franco y puso el 1-0. El equipo de Gómez, recuperó su personalidad y Federico Castro, tras una gran jugada individual puso el 1-1 parcial.

 

Merecido.  En el segundo tiempo, la última línea Azul se durmió y desde una jugada que nació desde un lateral, apareció de nuevo Franco sólo en el área y con un remate cruzado puso el 2-1. Minutos después, Asenjo vio la roja por una fuerte infracción en el área de Chicago. Gómez reaccionó, movió el banco y mandó a la cancha a Matías Tissera. Apuesta totalmente satisfactoria, ya que el delantero ex Newell's, fue el autor del empate tras una formidable jugada individual. Golazo. Con 10 hombres la Lepra jugó mejor. Fue guapo. Le faltó el respeto a Chicago y tuvo en el triunfo en los pies de “Cheche” Sánchez, quien sacó un remate de zurda desde afuera del área y el balón rozó el palo izquierdo del portero de Chicago. Lo tuvo el Torito sobre el final,pero apareció Aracena y sacó un cabezazo a quemarropa dentro del área. 

 

Por actitud, juego y coraje, la Lepra mereció mucho más. Lo que más se festeja es que a tres fechas del final del certamen, el equipo de Gómez, recuperó su identidad. Se puede soñar con el Reducido.